EL CASO DEL FALSO ABOGADO

Abril 25, 2016
Por: Detective Fernando Álvarez
DIARIO LAS AMERICAS
.
Los estafadores no tienen respeto ni vergüenza, pero si tienen mucha creatividad para enredar a sus víctimas. Este caso demuestra por qué no se debe confiar en cualquier persona y mucho menos cuando uno está en medio de una situación desesperada.
.
Un viejo cliente me llamó y me contó lo siguiente: “Un amigo mío y yo compramos un negocio hace un tiempo y estamos tratando de mejorarlo pero tenemos ciertos problemas graves en los que necesitamos de la ayuda de un abogado para resolverlos y tenemos que movernos rápido. Mi amigo conoció a Antonio (nombre cambiado), un abogado de profesión, en un evento social de empresarios, esos donde se intercambian tarjetas de negocio. Mi amigo le explicó la situación que debíamos resolver y Antonio le explico los pasos que el necesitaba realizar y el costo por su ayuda, $5.000. A mi amigo le pareció muy buena idea y al comentármelo estuvimos de acuerdo en contratar los servicios de Antonio, pues su honorario era más barato que el de otros abogados. Al día siguiente lo llamamos para tener una cita en su oficina, ubicada convenientemente cerca de la corte, pero en eso él estaba de camino para nuestra área y nos invitó a reunirnos en un conocido restaurante. Durante la reunión a mí no me dio buena espina, no sé, pero Antonio no me brindó confianza. Yo creo que él se dio cuenta de mi desconfianza y por eso nos redujo el costo a $4.000. Mi amigo desesperado, por resolver los problemas del negocio, aceptó la oferta y realizó el pago mediante cheque. Yo solo quiero saber si éste señor es un abogado serio, si se especializa en leyes de negocios y si no tiene sanciones de la barra de abogados”.
.
Hoy en día el internet ofrece una alta gama de servicios en línea, gratuitos y pagados, que te permiten verificar ciertas informaciones sobre personas y empresas. La mayoría de estos sitios tienen informaciones desactualizadas o de otras personas o empresas con los mismos nombres. Siempre es recomendable utilizar estos sitios, pero debemos estar seguros de que estamos investigando a la persona correcta, hay que ver más allá de las apariencias y fijarse en los pequeños detalles. Los detectives privados utilizamos bases de datos, contactos y estrategias más desarrolladas para llegar al fondo de cada caso, de cada situación y por supuesto de cada fraude.
.
La solicitud de mi cliente no era difícil, pues se trataba básicamente de verificar la reputación y antecedentes de un profesional. Comenzamos verificando su licencia de abogado y la misma estaba activa y sin sanciones en la barra de abogados. También chequeamos sus antecedentes civiles y criminales, y estaba limpio. Lo único que nos llamó la atención fue que la dirección de oficina donde nuestro cliente iba a reunirse con Antonio no coincidía con la dirección de oficina registrada en la barra de abogados ni en el sitio web de dicho abogado, tampoco coincidía el número telefónico. Yo sé que muchos abogados tienen más de una oficina y más de un teléfono pero generalmente lo tienen actualizados en sus páginas web. Este tipo de conflictos de información crean dudas y requieren de más indagaciones.
.
Procedimos a verificar y también a obtener fotos del abogado que aparecía en los registros de la barra de abogados y también de la persona con la que estaban haciendo negocios mis clientes, y resultó que no eran la misma persona. Le enviamos una foto del abogado real al cliente y pocos minutos después me llamó y me dijo “no, ese no es Antonio, están investigando a la persona incorrecta”. Mientras hablábamos por teléfono le envié la fotografía de la otra persona y me respondió “sí, este sí es el abogado”. Yo le conteste “¡Bingo, caso resuelto!, te explico, la primera foto es la del verdadero abogado, la segunda es la de un ratero que se está haciendo pasar por abogado y lamentablemente ustedes cayeron en su trampa. Esta misma tarde tendrás los resultados”. El cliente suspiró profundamente, sus sospechas eran ciertas pero ya era un poco tarde.
.
El estafador, que se hacía pasar por abogado, tenía el mismo nombre y apellido que el abogado real. La oficina que rentaba fue usada anteriormente por otro abogado y todavía figuraba en el internet como una oficina de abogados, con lo cual se les daba más confianza a las víctimas de este timador. El estafador no depositó el cheque sino que lo cambio por efectivo en el banco de mi cliente y por supuesto quedo registrada su licencia de conducir. Los antecedentes de este sujeto confirmaron que tenía varios casos de fraude en el pasado y que había estado preso por robo a mano armada. Al parecer durante su estancia en la cárcel aprendió mucho de asuntos legales y también a hablar como un abogado. Y aunque este estafador se encontraba aun en libertad condicional no le importó seguir estafando y haciendo estragos. Mi cliente lo denunció a la policía, a la barra de abogados y al abogado real. A los pocos días este sujeto fue arrestado nuevamente pues ya había varias denuncias en su contra por estafas similares. Aunque se hizo justicia en este caso, mi cliente no pudo recuperar sus $4.000 y aún necesitaba de un abogado para resolver sus problemas legales.
.
Por su bien, desconfíe siempre. Nunca contrate a un abogado, ni a ningún profesional sin verificar primero sus credenciales. Contrátelos en su oficina y asegúrese de firmar contrato. Nunca tome decisiones bajo presión, pues la desesperación es ciega y no te deja pensar con claridad. Utilice el internet para indagar y verificar a los profesionales que va a contratar, proteja su dinero y evite sorpresas desagradables.
.
¡Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda llamarme al 1-866-224-1245 o visiteme en https://www.drakonxacademy.com//

EL SUPUESTO AGENTE DE INMIGRACION

Abril 18, 2016
Por: Detective Fernando Álvarez
DIARIO LAS AMERICAS
.
Una mujer me contactó un día con el siguiente caso:
.
Mi esposo y yo no poseemos documentación legal en los Estados Unidos; un compadre de nosotros, quien también es ilegal, nos refirió el contacto de Alberto (nombre cambiado), un oficial de inmigración quién nos arreglaría nuestro estado migratorio por el pago de $10.000 por persona o $15.000 por matrimonio. Nuestro compadre ya está en sus trámites y mi esposo y yo también iniciamos los nuestros con un pago inicial de $5.000. Al principio yo estaba convencida de que ésta era la solución para obtener la residencia, pero ahora estoy dudando y temiendo que se trate de una estafa. El señor nos fue presentado por nuestro compadre a la salida del edificio de inmigración pues él trabaja allí como funcionario. Nos reunimos en una cafetería cercana y allí nos explicó el proceso, el costo y los documentos que debíamos entregarle. Le pagamos ese mismo día. Hasta la fecha hemos recibido dos cartas de inmigración, una a nombre de mi esposo y otra a mi nombre. Todo está en proceso pero ahora el señor dice que debido a la subida de precios de inmigración, el costo para nosotros también va a subir. Yo solo quiero estar segura de que esto no sea una trampa más.
.
El fraude puede tener mil caras, pero sigue siendo fraude. Especialmente en el campo de la inmigración en Estados Unidos donde se combina la necesidad de inmigrantes indocumentados, el ahorro de su trabajo y la desvergüenza de algunos estafadores, quienes a base de artilugios le roban el sueño y el dinero a los más desesperados.
.
Una vez que fuimos contratados nuestro primer paso era identificar a Alberto, utilizamos los datos que poseía nuestra cliente pero todo dio negativo, el nombre era falso, el número de teléfono era pre-pagado y no estaba registrado a nadie, fuera de eso, nuestra cliente no tenía más información. Debido a ésta situación necesitábamos hacer contacto personal con Alberto pero teníamos un inconveniente, si bien nuestro cliente sospechaba de una posible estafa, su esposo estaba convencido de que Alberto era un funcionario de verdad y que investigarlo sería por gusto y solo lo enojaría y entorpecería el proceso.
.
No obstante teníamos un as bajo la manga y nos las ingeniamos para lograr un referido. Pocos días después Alberto ya se estaba comunicando con uno de nuestros agentes encubiertos quien se estaba haciendo pasar por un indocumentado. Alberto no podía encontrarse con nuestro agente por esos días pues estaba en un entrenamiento en Washington pero le avisaría a su regreso. La paciencia desespera a muchas personas ansiosas de saber la verdad, pero los detectives tenemos que armarnos de mucha paciencia para lograr nuestros objetivos.
.
Finalmente el teléfono sonó, era Alberto confirmando que ya estaba de regreso y listo para poder reunirse con su nuevo “cliente indocumentado”. La cita sería al día siguiente a las afuera del edificio de migraciones. Efectivamente Alberto salió por la puerta principal, vestido de traje y corbata y con la credencial de empleado de inmigración. Quien podría desconfiar, si él hablaba muy bien el idioma inglés, tenía conocimientos de inmigración y era muy educado. Luego de explicarle al agente encubierto el proceso y el costo, los cuales seguían siendo $10.000 por persona y $15.000 por pareja, cuando supuestamente sus precios habían subido, Alberto regresó al interior del edificio de migraciones. Interesantemente al acercarse a la puerta escondió su credencial y luego de ingresar se dirigió al baño público desde donde salió varios minutos después muy cambiado, luego partió del edificio y se dirigió a una calle cercana donde abordo su vehículo. Aunque ya era obvio que Alberto era un estafador que además se estaba haciendo pasar por un agente federal, nuestra investigación estaba aun en sus comienzos.
.
Seguimos a Alberto con mucha cautela y luego de algunas horas y varias paradas localizamos su madriguera y al día siguiente su verdadera identidad. No tenía antecedentes penales pero si muchas deudas causadas por varias demandas civiles y por supuesto no era ni fue empleado de migraciones. Pero, ¿y las cartas que había recibido nuestra cliente? Luego de unas cuantas verificaciones confirmamos que eran falsas, también lo eran los sobres sin matasellos, el número de caso era real pero no pertenecía a nuestro cliente ni a su esposo. El fraude estaba confirmado. Mi cliente suspiro de enojo y tristeza, su esposo estaba muy enojado pues a nadie le gusta ser víctima del fraude. No quisieron demandar, tampoco tenía mucho sentido, pero me autorizaron a entregarle los resultados de la investigación al gobierno para que arrestara a éste estafador e hicieran justicia. Tal vez hoy ésta persona este preso o prófugo, no lo sé, no será ni el primero ni el último. Tal vez mis clientes todavía creen que perdieron $5.000 dólares, pero desde mi punto de vista, considero que ellos pagaron $5.000 para aprender a no confiar ni en su sombra.
.
Cuídese del fraude de inmigración, no crea que es tan fácil sobornar al sistema de migraciones de los Estados Unidos, no confíe en promesas mágicas ni en la buena presencia de las personas. Investigue, verifique y asegúrese de consultar a un abogado o especialista de inmigración con oficina. Evite reuniones en la calle, evite pagar en efectivo.
.
¡Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, búsqueme!
.
Drakonx Investigations es una Agencia de Investigadores y Detectives Privados en Los Angeles, Santa Monica, San Fernando, Santa Ana, Long Beach, Van Nuys, Torrance, Pomona, San Gabriel, Whittier, Orange, Costa Mesa, Huntington Park, Huntington Beach, Culver City, North Hollywood, Burbank, Thousand Oaks, Tustin, El Monte, West Covina, San Dimas, Riverside, San Bernardino, Rancho Cucamonga, Corona, Fullerton, Miami, Hialeah, Miami Lakes, Aventura, Miami Beach, Homestead, Kendall, Coral Gables, Doral, Miami Springs, Miami Gardens, North Miami, Fort Lauderdale, Boca Raton, Hollywood, Miramar, Cutler Bay, Hialeah Gardens, The Hammocks, Sunny Isle, Bal Harbour, Cuba, La Habana, Matanzas, Varadero, Camaguey, Santa Clara, Santiago de Cuba, Holguin, Pinar del Rio, Sancti Spiritus, Trinidad, Cienfuegos, Ciego de Avila, Isla de la Juventud, Guantanamo, Bayamo, Granma.

¿INFIDELIDAD O FRAUDE? Los Angeles Investigador Privado

Abril 4, 2016
Por: Detective Fernando Álvarez
DIARIO LAS AMERICAS
.
Recibí una llamada de una mujer que me dijo: “Sospecho que mi pareja me está siendo infiel, ya no es igual conmigo, su actitud ha cambiado y pasa muchas horas fuera de casa sin una explicación que realmente me convenza. Yo sólo quiero saber la verdad para tomar una decisión a tiempo, especialmente ahora que estamos esperando recibir una línea de crédito”.
.
La infidelidad es un tipo de caso que se presenta a diario en nuestras oficinas, pero estos vienen acompañados frecuentemente de ciertos ingredientes que los hacen muy especiales y peligrosos, financieramente hablando.
.
“Yo quede viuda hace varios años y con el sudor de mi frente terminé pagando mi casa y mi carro. Hace 2 años conocí a José (nombre cambiado) mi actual pareja, aunque luego de la pérdida de mi esposo yo no tenía ningún interés en una nueva relación, el tiempo, los gastos y la soledad me hicieron cambiar de idea. Desde que comenzamos a vivir juntos José me ayuda con los gastos de la casa y en los viajes que realizamos juntos. Desde hace 2 meses aproximadamente su actitud para conmigo cambió, ya no quería ir a visitar a mis familiares, ni ir a la iglesia conmigo como hacía antes y además estaba llegando muy tarde a la casa; yo le pregunté en varias ocasiones el por qué de su cambio y finalmente me respondió que era porque económicamente no se sentía a gusto, que necesitaba cambiar su estilo de vida y vivir mejor, entonces me sugirió que obtuviéramos un préstamo sobre mi casa para poder tener más dinero disponible, hacerle mejoras a la propiedad y poder vacacionar más. Yo nunca he sido partidaria de vivir a crédito pero accedí. El se encargó de que una agente de bienes raíces comenzara con el proceso del préstamo y estamos a la espera de la línea de crédito. Su actitud cambió nuevamente, volvió a ser mas afectivo conmigo, pero sigue llegando tarde a la casa y me preocupa que tenga otra mujer, de ser así, cancelaría lo del préstamo y terminaría mi relación con él.”
.
Durante los siguientes días mantuvimos a José bajo vigilancia para determinar que hacía durante sus horas libres, qué lugares visitaba y quiénes eran sus amistades. En mi experiencia, la infidelidad sale a flote en pocos días, solo hay que tener paciencia. Durante su tiempo libre José visitaba amigos, ciertos bares de no muy buena reputación y la oficina de la agente de bienes raíces. Si bien visitaba esos bares y era muy coqueto con sus dependientas no existían indicios de que estuviera manteniendo una relación con ninguna de ellas. Obviamente a mi clienta no le iba a ser de agrado saber que su pareja frecuentaba éstos bares, éste no era el José que ella conocía.
.
Sucedió que basado en algunos de los resultados obtenidos y al análisis que realizamos del caso comenzamos a ver qué tal vez la actitud de José no se debía a otra mujer sino más bien a un macabro fraude en curso. Le pedí a mi clienta que permitiera ver las copias del trámite del préstamo pero no fue posible pues ella misma no tenía copias de los documentos. Ella al ser la propietaria de la casa, firmaba todos los documentos pero no le daban copias de los mismos. Le pregunté también si ella podía leer en inglés, y su respuesta también fue negativa. ¡Esto olía mal! Desde un comienzo me pareció muy raro que un agente de bienes raíces fuera la persona correcta para procesar un préstamo bancario. Contacté a un viejo colega mío quien además de ser detective privado como yo también era agente de bienes raíces con muchos años de experiencia en ese campo. Planeamos una estrategia con mi clienta y el resultado fue todo un éxito.
.
Unos días después, y con cita previa, mi clienta recibió en su casa a la agente de bienes raíces de José, quién arribó en compañía de éste último para firmar los documentos del préstamo, pero como todo ya estaba planeado, mi colega y yo ingresamos a la casa minutos después y mi clienta nos entregó los documentos que estaba por firmar en ese momento. Mi colega revisó los documentos y le dijo a mi clienta en voz alta “éstos no son documentos para solicitar un préstamo sino documentos para traspasar su propiedad a otra persona, cuyo nombre no ha sido escrito todavía”. José y su agente entraron en pánico, su “teatrico” se había caído y el fraude había quedado en evidencia. La agente de bienes raíces se echó a llorar porque sabía de las consecuencias legales que enfrentaría y le pidió perdón a mi clienta al mismo tiempo que describía en detalles el plan de José para quedarse con la propiedad y del dinero que le estaba pagando a ella para realizar ese trámite. Ese era el momento oportuno para denunciar el delito a las autoridades, pero mi clienta tomó la decisión de no proceder en contra de ellos dos si José recogía sus pertenencias en ese mismo momento y desaparecía de su vida para siempre. Esta de más decir que mi clienta no volvió a saber más de José.
.
Por su bien, desconfíe siempre, nunca firme documentos en blanco o que usted no pueda entender, ya sea porque están escritos en otro idioma o en un lenguaje muy técnico. Consulte siempre con un abogado o un profesional del tema para evitar ser víctimas de fraudes como éste.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámenos al 866-224-1245 o visitanos en https://www.drakonxacademy.com//
.
Drakonx Investigations es una Agencia de Investigadores y Detectives Privados en Los Angeles, Santa Monica, San Fernando, Santa Ana, Long Beach, Van Nuys, Torrance, Pomona, San Gabriel, Whittier, Orange, Costa Mesa, Huntington Park, Huntington Beach, Culver City, North Hollywood, Burbank, Thousand Oaks, Tustin, El Monte, West Covina, San Dimas, Riverside, San Bernardino, Rancho Cucamonga, Corona, Fullerton, Miami, Hialeah, Miami Lakes, Aventura, Miami Beach, Homestead, Kendall, Coral Gables, Doral, Miami Springs, Miami Gardens, North Miami, Fort Lauderdale, Boca Raton, Hollywood, Miramar, Cutler Bay, Hialeah Gardens, The Hammocks, Sunny Isle, Bal Harbour, Cuba, La Habana, Matanzas, Varadero, Camaguey, Santa Clara, Santiago de Cuba, Holguin, Pinar del Rio, Sancti Spiritus, Trinidad, Cienfuegos, Ciego de Avila, Isla de la Juventud, Guantanamo, Bayamo, Granma.

¡MI NOVIO ME PIDIÓ $2000 Y YA NO ME RESPONDE!

Abril 4, de 2016
Por: Detective Privado Fernando Alvarez
DIARIO LAS AMERICAS
.
Las estafas, los fraudes, los engaños, las mentiras y las traiciones, son casos que se presentan muy seguido en nuestras oficinas, y cuando creemos que ya lo hemos visto todo, nos llega una sorpresa más, un caso diferente. En una ocasión recibí en mi oficina a una mujer con un caso que inicialmente parecía una situación familiar muy común. Esto fue lo que me comentó:
.
“Vivo con mi hija de 12 años, tengo un trabajo promedio y desde hace tres meses estoy saliendo con mi actual pareja, él es un hombre muy cariñoso y trabajador pero a la vez un poco misterioso. Las últimas dos semanas estuvo viviendo con nosotras, nos ayudaba mucho y se encargaba de llevar y traer a mi hija a la escuela mientras yo trabajaba. Todo iba muy bien. Él me convenció de que necesitábamos $2000 para comenzar un pequeño negocio de reparaciones de computadoras y cámaras de seguridad a domicilio. El sueño de tener negocio propio siempre lo tuve y pensé que ésta era la oportunidad de reiniciar mi vida sentimental y laboral con él, como un equipo. Yo accedí a utilizar el dinero de la devolución de los impuestos tan pronto me llegara, pero pocos días después el se mostró muy desesperado por no poder obtener ese dinero de inmediato. Yo para ayudarlo, decidí pedírselo prestado a una amiga y ésta accedió. Al día siguiente de haberle entregado el dinero, el salió contento y dispuesto a comprar las herramientas necesarias para el negocio, pero desde entonces no ha regresado, no me ha llamado, su teléfono lo mantiene apagado y por supuesto tampoco me ha devuelto el dinero. No sé que le ha sucedido pues todo iba muy bien entre nosotros”.
.
Mi primera pregunta a la angustiada mujer fue, ¿por qué usted piensa que él es misterioso? “Pues porque él sabe todo de mí y yo no sé nada de él, nunca he conocido a su familia ni a sus amistades. Él se me presentó al principio con un nombre y luego un día mientras organizaba su ropa, vi su licencia de conducir y encontré que sus apellidos eran diferentes, y también por otros detalles más que fui observando con el paso de los días.
.
Sería interesante comprender cómo funciona la mente humana y por qué confiamos, con tanta facilidad, los unos en los otros, sin sentir la necesidad de indagar, comprobar y verificar informaciones antes de tomar cualquier decisión, especialmente en éstos tiempos donde los medios de comunicación nos informan a diario de lo abusivo que puede llegar a ser el ser humano. Tal vez es el instinto que siempre me acompaña por mi labor como detective, pero igualmente mi trabajo no es ni será juzgar a las personas, sino investigar y descubrir la verdad, y eso fue lo que hice también en este caso.
.
Nuestro equipo de detectives comenzó la investigación con el objetivo de identificar y localizar a la pareja de mi cliente para que ella pudiera recuperar su dinero y saber el por qué de su decisión de cortar la relación tan repentinamente. Los datos que teníamos eran pocos pero aun así logramos finalmente identificarlo y obtener los resultados que buscábamos.
.
Si bien mi cliente creía que la verdadera razón de la “desaparición” de su novio era por causa de otra mujer, la situación era más compleja de lo que pensábamos. El sujeto arrastraba varias deudas a sus espaldas, la dirección que utilizaba en su licencia de conducir era de un buzón de correos, el vehículo que manejaba tenía su matrícula expirada y aun peor, éste hombre “cariñoso y trabajador” que “se encargaba de llevar y traer a la hija a la escuela” estaba registrado como depredador sexual por un caso de pornografía infantil. Si bien esta información sería de gran ayuda para que mi cliente tomase una mejor decisión en su vida, todavía no respondía a la pregunta sobre la ubicación actual de su novio y por supuesto, de su dinero. Nuestra investigación determinó que desde hacía varias semanas nuestro sujeto no se estaba reportando a su oficial de libertad condicional asignado. También descubrimos que recientemente había tenido otro incidente relacionado con menores y que posterior a su “desaparición”, había cruzado la frontera en un intento por evadir la justicia, no sin antes haberse quedado con el dinero de algunas personas más. La desaparición había sido planificada de antemano, su situación se estaba complicando y necesitaba algo de dinero para poder escaparse al otro lado de la frontera y mi cliente era una presa fácil. 2.000 dólares pueden no parecer mucho dinero, pero para un prófugo que está intentando escapar es de gran ayuda.
.
Le presenté los resultados a mi cliente y ésta quedó en shock, no podía creerlo, pero no había dudas, la evidencia era clara. Además de haberse quedado inesperadamente sin pareja, (pues por supuesto no regresaría con él nunca), y sin el soñado negocio propio, se había quedado con una deuda de 2.000 y el horror de pensar que la gran riqueza de su vida, su hija de tan sólo 12 años de edad, había sido expuesta a un peligro que era mejor ni imaginarlo. El sinsabor, la frustración y el miedo eran sentimientos claros en su rostro. Nunca se habría imaginado a sí misma en una situación como esta.
.
No importa cuántas veces escuchemos la frase “en la confianza está el peligro”, pues siempre terminamos confiando, y no es que confiar sea incorrecto pero debemos aprender siempre a verificar lo que nos cuentan aquellos con los que vamos a compartir dinero, bienes, el cuidado de nuestros hijos y por supuesto, nuestras propias vidas. Si las empresas y el Gobierno chequean los antecedentes de aquellos que aplican por un empleo, ¿por qué no debemos nosotros hacer las mismas averiguaciones acerca de aquellas personas en las que vamos a depositar nuestra confianza? El denominado “Due Dilligence” o “verificación debida” aplica no sólo cuando se van a realizar sociedades y contratos entre negocios sino en todos aquellos asuntos que puedan afectar nuestra vida y la de nuestra familia. Que nunca le dé pena investigar a la persona con la que usted va a unir su vida. Por su bien siempre verifique. Recuerde lo que decía el maestro “sean mansos como palomas pero astutos como serpientes”.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámenos al 866-224-1245 o visitanos en https://www.drakonxacademy.com//
.
Drakonx Investigations es una Agencia de Investigadores y Detectives Privados en Los Angeles, Santa Monica, San Fernando, Santa Ana, Long Beach, Van Nuys, Torrance, Pomona, San Gabriel, Whittier, Orange, Costa Mesa, Huntington Park, Huntington Beach, Culver City, North Hollywood, Burbank, Thousand Oaks, Tustin, El Monte, West Covina, San Dimas, Riverside, San Bernardino, Rancho Cucamonga, Corona, Fullerton, Miami, Hialeah, Miami Lakes, Aventura, Miami Beach, Homestead, Kendall, Coral Gables, Doral, Miami Springs, Miami Gardens, North Miami, Fort Lauderdale, Boca Raton, Hollywood, Miramar, Cutler Bay, Hialeah Gardens, The Hammocks, Sunny Isle, Bal Harbour, Cuba, La Habana, Matanzas, Varadero, Camaguey, Santa Clara, Santiago de Cuba, Holguin, Pinar del Rio, Sancti Spiritus, Trinidad, Cienfuegos, Ciego de Avila, Isla de la Juventud, Guantanamo, Bayamo, Granma.

¡UNA CAMIONETA PARA MI HIJO! Los Angeles Private Investigador Privado

Por Detective Privado Fernando Álvarez
28 de marzo de 2016
DIARIO LAS AMERICAS
.
“¡Me robaron la camioneta, necesito que me ayude!”. Así comenzó la llamada que me hizo un cliente desesperado: “Mi hijo recién cumplió los 18 años de edad y desde hacía algunos meses estaba reuniendo dinero para comprarse una camioneta. Si bien no le alcanzaba yo le ofrecí ayudarle a completar el pago pero primero teníamos que buscar la camioneta que le gustaría comprar. Mi hijo entonces buscó por varios sitios de internet donde ofrecen carros usados en venta y aunque encontró varios que le gustaban se decidió por una camioneta de doble cabina muy bonita que costaba solo $5.000. Llamamos al número del vendedor y nos confirmó que aún tenía la camioneta y que con mucho gusto nos la mostraba.
.
“Al día siguiente nos encontramos con el vendedor en un centro comercial de la ciudad y nos quedamos sorprendidos por la calidad con la que el señor, su primer y único dueño, había cuidado la camioneta, su pintura y tapicería se encontraban en excelentes condiciones y luego de probarla manejándola por los alrededores, mi hijo quedó convencido de que era la camioneta que quería comprar.
.
“El vendedor, un hombre de la tercera edad, humilde, bonachón y agradable, nos confirmó que ahora que se había retirado quería comprarse una camioneta nueva y necesitaba vender esa para utilizar ese dinero de enganche en su nueva compra. El señor no había traído el título de transferencia, pero eso no era un problema pues al día siguiente nos lo entregaría. No obstante la registración del vehículo estaba a su nombre tal y como mostraba su licencia de conducir. Decidimos entonces pagarle los $5.000 en efectivo y nos quedamos con la camioneta y la registración, pues mi hijo tenía miedo de que el señor se la vendiera a otra persona si no la comprábamos en ese momento.
.
“Esa tarde mi hijo limpió la camioneta y la acondicionó a su gusto, pues era su primer carro propio. Él estaba muy emocionado. Al día siguiente la camioneta ya no estaba, sencillamente se esfumó durante la noche”.
.
El primer paso cuando ocurre un delito, y el robo es un delito obviamente, es reportar el hecho a la policía, pero como mi cliente no era el dueño “registrado” del vehículo perdido, teníamos que contactar al vendedor para proceder a reportarlo. Interesantemente el teléfono del vendedor estaba apagado y mi cliente solo recordaba algunos pocos datos de la licencia de conducir del mismo, suerte que su hijo había sacado varias fotos de su juguetico nuevo donde quedo estampado el número de la placa.
.
Comenzamos la investigación de inmediato y en menos de 24 horas y luego de varias diligencias investigativas descubrimos que lo que aparentaba ser un robo, fue en realidad un fraude muy amañado.
.
El vendedor, ese señor bonachón, resultó ser en realidad un estafador de carrera. Efectivamente él era el dueño de la camioneta, por lo tanto la venta había sido legal, pero él intencionalmente, no entregó el título de transferencia. Tampoco mis clientes firmaron un contrato de compra-venta, ni siquiera pagaron mediante cheque o Money Order, sino en efectivo.
.
El estafador tenía un localizador en el vehículo y en la noche, cuando nadie estaba mirando, se lo llevó usando una tercera copia de la llave que conservaba. Localizamos la dirección del estafador, la visitamos y bingo, allí estaba la camioneta, “el mismísimo cuerpo del delito”. Lamentablemente al no haber evidencia de compra-venta, el litigio de reclamación se tenía que basar exclusivamente en palabra contra palabra. Encontramos entonces que el estafador ya tenía dos demandas judiciales en su contra, de otras dos víctimas, por estafas similares a la de mis clientes, además de otras demandas menores por deudas que arruinaban completamente su crédito.
.
Como era un estafador de carrera ya se había preparado de antemano con su escudo anti-demandas (judgment proof) pues aparte de esa camioneta no tenía ninguna otra propiedad, ni retiro, ni dinero. Los bienes que disfrutaba estaban bajo el nombre de su pareja, con la cual no estaba casado. Gracias a las pruebas aportadas, mis clientes ganaron la demanda pero nunca pudieron recuperar su dinero, ni la camioneta. El sueño del hijo se convirtió en una triste pesadilla de fraude, mentiras y engaños.
.
Por su bien, desconfíe siempre, nunca realice ninguna transacción sin firmar un acuerdo, evite pagar en efectivo, nunca compre bajo presión de perder la oportunidad, táctica muy común de los estafadores, y nunca compre un vehículo sin recibir el título de propiedad firmado por su legítimo dueño.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámenos al 866-224-1245 o visitanos en https://www.drakonxacademy.com//
.
Drakonx Investigations es una Agencia de Investigadores y Detectives Privados en Los Angeles, Santa Monica, San Fernando, Santa Ana, Long Beach, Van Nuys, Torrance, Pomona, San Gabriel, Whittier, Orange, Costa Mesa, Huntington Park, Huntington Beach, Culver City, North Hollywood, Burbank, Thousand Oaks, Tustin, El Monte, West Covina, San Dimas, Riverside, San Bernardino, Rancho Cucamonga, Corona, Fullerton, Miami, Hialeah, Miami Lakes, Aventura, Miami Beach, Homestead, Kendall, Coral Gables, Doral, Miami Springs, Miami Gardens, North Miami, Fort Lauderdale, Boca Raton, Hollywood, Miramar, Cutler Bay, Hialeah Gardens, The Hammocks, Sunny Isle, Bal Harbour, Cuba, La Habana, Matanzas, Varadero, Camaguey, Santa Clara, Santiago de Cuba, Holguin, Pinar del Rio, Sancti Spiritus, Trinidad, Cienfuegos, Ciego de Avila, Isla de la Juventud, Guantanamo, Bayamo, Granma.

¿COMO DESCUBRIR 270 LIBRAS DE FRAUDE? Miami Investigador Privado

16 de octubre de 2016 – 19:10
Por Fernando Álvarez – Drakonx Investigations
Diario Las Americas
.
Muchos y muy variados son los tipos de estafas y fraudes que sacuden al mundo de los negocios, tanto a pequeñas, medianas como a grandes empresas, pero uno de los más costosos son, sin lugar a duda, el fraude por accidentes laborales, también conocido como falsos reclamos al seguro de compensación de empleados (en inglés, workers compensation fraud) es un tipo de fraude que cobra millones de dólares anualmente a empresas y sobre todo a compañías de seguro en todo el país.
.
La llamada me llegó de un empresario al que le habían recomendado mis servicios. “Detective, hace dos meses un empleado mío (Gonzalo, nombre cambiado) dejó de asistir al trabajo, cuando lo llamamos dijo que se había accidentado mientras trabajaba la semana anterior y que su médico le había mandado reposo. Pocos días después recibimos la notificación de que Gonzalo había iniciado un reclamo al seguro de compensación de empleados indicando que se había caído durante el trabajo en mi empresa y que los dolores de espalda y hombros no le permitían llevar una vida normal. Esto nos parecía muy extraño pues ninguno de sus compañeros de trabajo vio o supo del supuesto accidente. Las cámaras de seguridad de la empresa tampoco observaron la caída, aunque es cierto que estas no cubren todo el perímetro. Todos nuestros empleados tienen seguro de compensación para casos como éste, por tanto es el seguro quien se encargará de realizar los pagos para su recuperación médica pero ya nos informaron que posteriormente nos subirán el costo de dicho seguro. Es nuestra opinión que Gonzalo está mintiendo sobre su accidente y su situación médica. Si es un fraude nosotros queremos obtener evidencia suficiente para desenmascararlo. ¿Puede ayudarnos?”
.
“No faltaba más” le respondí, “si es un fraude lo vamos de descubrir”. Iniciamos la investigación vigilando a Gonzalo en su casa, pero este no salió en los primeros dos días. Procedimos a establecer la vigilancia simultánea en su casa y en la clínica médica donde se atendía pues obtuvimos la información sobre una cita programada con su médico. Gonzalo ingreso a la clínica poco antes de las 11.00 am pero nunca se le observó salir de su casa, lo cual demostraba que Gonzalo estaba mintiendo sobre su residencia. Al salir de la clínica Gonzalo caminaba despacio y con dificultad, avanzó una cuadra, ingreso a su vehículo y momento después partió, no sin antes dar varias vueltas en círculo como para estar seguro que nadie lo siguiera, pero nosotros ya estamos preparados para estas artimañas de los mentirosos. Lo seguimos por casi dos horas hasta una residencia en una pequeña ciudad; horas más tarde confirmamos que esta residencia era la verdadera madriguera de Gonzalo. Al día siguiente observamos a Gonzalo lavando su vehículo, lo cual incluía agacharse, doblar las rodillas, doblar la espalda, y mover mucho los hombros, todo lo contrario a lo que debería hacer una persona con los supuestos dolores que el decía que sufría. Por supuesto todo quedó grabado en video de alta definición. Tal vez con esta evidencia ya era suficiente pero un buen cazador debe tener paciencia y a nosotros no sobra. Sobre las 6.00 pm Gonzalo salió de su casa en ropa deportiva, primero caminando, luego comenzó a correr como buen atleta y minutos más tarde arribó a una segunda residencia, la casa de su amigo, y en el patio de la misma ambos fueron observados levantando pesas. Todo quedó grabado en detalles, hasta el punto de que el video mostraba con claridad el máximo de 270 libras que Gonzalo levantaba en uno de sus tantos ejercicios físicos. Bingo, ahora si estábamos listos para probar el fraude de Gonzalo.
.
Una vez que completamos los reportes, videos y fotografías estas le fueron entregadas al cliente, sonrisa de por medio. Este a su vez se reunió con el representante del seguro de compensación de trabajadores y le entregó los resultados de la investigación, la cual probaba en evidencia irrefutable las mentiras de Gonzalo en su reclamo fraudulento. Pocas semanas después durante una reunión de los abogados del seguro y los abogados de Gonzalo, se presentaron las pruebas y ante la claridad de las mismas, Gonzalo no tuvo otra alternativa que retirar su reclamo e irse con la cola entre las piernas. Nuestra investigación le había ahorrado al seguro más de $50.000 y cientos de dólares a nuestro cliente en una inminente subida del costo del seguro de empleados.
.
Tenga o no tenga usted seguro de compensación para sus empleados es siempre buena idea investigar estos reclamos. Si bien muchos son reclamos justificados, existen personas que se confabulan con clínicas y abogados de dudosa reputación para defraudar al seguro. Este tipo de fraude nos afecta a todos pues mientras mayor sea el número de fraudes, mayores serán las primas de nuestros seguros. Por el bienestar de usted y su empresa, siempre verifique estos reclamos.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámeme al 866-224-1245.

LA CASA DEL ENGANO. Investigadores Privados

Diario Las Americas
28 de Agosto de 2016 – 21:08
Por Detective Fernando Álvarez
Drakonx Investigations
.
Aun después de tantos años como detective privado me sigue asombrando la astucia de los estafadores y la ingenuidad de muchas personas. Yo comprendo que las personas están concentradas en sus trabajos y en sus vidas y que no pueden dedicarle tiempo a aprender a detectar el fraude y a evitar sus nefastos efectos y es por eso que espero que estos artículos permitan ayudar a los lectores a identificar el fraude o al menos a sentir la necesidad de verificar antes de confiar. Para confirmar la importancia de mis consejos basta recordar que de acuerdo a la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés) en el año 2015 recibieron un total de 3.083.379 de denuncias por fraudes, estafas y robo de identidad en Estados Unidos.
.
“Detective, tenemos un problema y necesitamos su ayuda”, así comenzó la llamada de una humilde familia. “Antes de la depresión compramos una casa y estuvimos pagándola hasta que la perdimos debido a la falta de trabajo y a la alta mensualidad de la hipoteca. Desde hace un año aproximadamente hemos estado buscando comprar una casa nuevamente pues estamos un poco más estables económicamente, pero no nos daban préstamos pues al perder la casa nuestro crédito se arruinó. Mientras buscábamos el préstamo en diferentes instituciones financieras nos recomendaron a Elena (nombre cambiado), una agente de bienes raíces que ayudaba a las familias a conseguir préstamos y también a encontrar casas dañadas pero a muy buen precio. Llamamos a Elena y ella vino a nuestra casa, nos explicó que su empresa ya había ayudado a muchas familias a conseguir préstamos y a comprar casas a mejores precios. La forma en que ella conseguía los préstamos era pagando a buenos abogados para trámites muy complicados y mediante regalos a contactos que ella tenía en instituciones financieras que ayudaban a sus clientes.
.
Para comenzar con el proceso nos pidió una serie de documentos como licencias de conducir, tarjeta de seguro social, actas de nacimientos, últimos reportes de impuestos del IRS y copia de los cheques que recibíamos en nuestros trabajos, también le dimos $15.000 en efectivo. Como a las 2 semanas nos trajo algunos documentos a firmar y le dimos $7.000 dólares más. Ya han pasado 7 meses, le hemos pagado $36.000 y no nos ha ensenado la casa que supuestamente ya tiene para nosotros. Ahora nos está pidiendo $11.000 más para completar el proceso y que podamos recibir la casa. Queremos investigar si realmente existe la casa y si Elena está siendo honesta con nosotros. ¿Usted cree que ella nos engaño?”
.
“Es muy temprano para que yo pueda llegar a una conclusión como esa, pero si, esta historia me huele a fraude” le respondí a mi cliente. Firmamos el acuerdo para comenzar la investigación, acto seguido comencé a pedirle a mi cliente algunos datos de Elena para poder identificarla a ella y a su empresa. Grande fue mi asombro al descubrir que los únicos datos que mis clientes tenían era el nombre de la agente de bienes raíces (Elena) sin apellidos, su número de celular, un número de fax y el nombre y dirección de la empresa, lugar que nunca habían visitado. Ni siquiera tenían copia de un contrato firmado, ni tarjeta de negocio de Elena. Increíble pero cierto.
.
Con los pocos datos que teníamos comenzamos a investigar. El fax era virtual, la dirección de oficina era de otra empresa no relacionada con Elena y el número de teléfono celular era pre-pagado y no estaba registrado a nombre de nadie. Pero como buenos sabuesos logramos conectar las piezas de este rompecabezas y dar con la identidad de Elena, su dirección de domicilio, su fecha de nacimiento y sus múltiples casos civiles por fraude, trabajo ilegal sin licencia de bienes raíces, robo de identidad, aplicación por tarjetas de crédito a nombre de otras personas, entre otras demandas por deudas. Elena ni siquiera tenía casa propia como le había dicho a mis clientes, sino que vivía en un apartamento rentado. Elena no tenía, ni nunca había tenido licencia de bienes raíces, tampoco tenía empresa propia, pero si había trabajado para una agencia de bienes raíces años atrás en la que había sido suspendida por fraude impositivo.
.
Cuando le entregué los resultados mi cliente, el esposo se enojó mucho y la esposa se echó a llorar. Ellos habían creído en las múltiples mentiras de Elena y no se decidieron a verificarla sino hasta que ya era demasiado tarde. Le sugerí que llevaran la denuncia a la fiscalía para que de alguna forma se hiciera justicia y se evitara que Elena siguiera con sus estafas a familias humildes, también les aconsejé que contrataran un servicio de protección de identidad para evitar que Elena usaras sus identidades para seguir haciéndoles daño. No me respondieron, sus ánimos estaban por el suelo, nunca supe si la denunciaron o si se dejaron llevar por la pena de haber sido engañados y enterraron el asunto. Si me hubieran contratado o si hubieran verificado a fondo antes de confiar en Elena habrían salvado sus $36.000 y 7 meses de falsas esperanzas.
.
Por su seguridad, y nunca me cansaré de aconsejarlo, verifique antes de confiar. No tenga pena de pedirle tarjeta y licencias a los profesionales que usted contrata, un buen profesional no se negará a su pedido. Visítelo en su oficina, obtenga copia de cada documento que usted firma, busque segundas opiniones y por lo menos chequee la reputación de dicho profesional o empresa en el internet. Aunque su verificación sea básica, será mucho mejor que no hacer nada.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámeme al 866-224-1245.
.
Drakonx Investigations es un agencia de detectives privados con oficinas en Los Angeles (California), Miami (Florida) y La Habana (Cuba).

UNA ESTAFA MILLONARIA. Private Detectives Privados

Detective Fernando Alvarez – Cazador de Estafas
DIARIO LAS AMERICAS – Miami, Florida
.
Generalmente pensamos que las víctimas de estafa son solamente personas de bajo nivel educativo, pobres o que son muy jóvenes o muy ancianos como para identificar los síntomas de la estafa. Lo cierto es que cualquier persona o empresa pueden ser víctimas del fraude o la estafa. Nadie esta inmune a los efectos nocivos de esta pandemia.
.
Un lunes en la mañana recibí una llamada en mi oficina, eran los abogados de una importante firma petrolera de un país latinoamericano. Se limitaron a pedirme una cita para el día siguiente, día en que estarían arribando a los Estados Unidos en su intento por resolver los problemas de su cliente. Una vez en mi oficina me expusieron lo siguiente: “La empresa que representamos mantiene contratos con empresas revendedoras de combustibles en diferentes países del mundo. El año pasado la empresa concluyó su acuerdo con el revendedor con el que trabajaban desde hacía varios años. Inició un acuerdo con otra empresa pero no siguieron nuestra recomendación de verificarlos antes de subcontratarlos. Los primeros meses todo marchó bien pero después el revendedor comenzó a fallar con los pagos y ahora ya no nos responde ni siquiera a nosotros. Nuestros clientes envían el combustible al consumidor final quienes le pagan al revendedor y éste es quien finalmente le paga a la empresa que representamos. La deuda de ésta empresa revendedora hacia nuestro cliente ya sobrepasó los 3,5 millones de dólares. Queremos investigar a ésta empresa, a su directiva e identificar todos sus bienes en preparación a una inminente demanda civil”.
.
Si bien los abogados les recomendaron a los directivos de esta compañía multimillonaria verificar a su nuevo revendedor en EEUU, estos sencillamente no hicieron caso y confiaron en la buena imagen del revendedor. Reuní a mi equipo de investigaciones a fin de tener los resultados listos lo antes posible.
.
Cada paso que dábamos confirmaba cada vez más el fraude. La empresa revendedora contaba con una oficina mediana ubicada en uno de los edificios comerciales más impresionantes que se ubicaba en el área financiera de la ciudad. Contaba con un sequito de 3 empleados, una página web de muy buena calidad y en general gozaba de una muy buena imagen empresarial. Pero nuestra investigación descubrió el verdadero rostro de ésta entidad. Los 3 empleados eran subcontratados de una agencia de empleos locales, o sea no eran empleados permanentes de la empresa revendedora. La empresa no tenía directiva, su dueño Alexander (nombre cambiado) era el único que tomaba las decisiones. La oficina era temporal, o sea el contrato era mes a mes, algo poco común en ésta área financiera. Los teléfonos y faxes eran todos virtuales. La empresa estaba registrada como corporación hacia apenas un año, solo pocos días antes de que se firmara el acuerdo que defraudaría a nuestros clientes.
.
Alexander tenía varias demandas civiles en su contra así como en contra de varias de sus múltiples empresas fantasmas por deudas que nunca pagó. El había trabajado como agente para una reconocida empresa revendedora de combustibles en otra ciudad, pero según pudimos averiguar el mismo había sido expulsado luego de agredir verbalmente al dueño de dicha empresa, incidente que fue documentado en un reporte policial. Alexander tenía vocación de empresario pero una muy mala costumbre de no pagar. Este vicio lo llevo a esperar el momento oportuno para dar una estocada millonaria y lo logró. Su plan era sencillo, con unos pocos miles de dólares podía montar una empresa con muy buena imagen, luego trabajaría bien unos cuantos contratos pequeños y tan pronto se le diera un contrato jugoso, daría su golpe. Si Alexander hubiese sido una persona responsable y trabajadora, con mucha facilidad habría crecido económicamente en esa industria pues demostró ser muy bueno para los negocios, pero eso no era lo que él quería; él no podía vivir sin experimentar el placer que produce la adrenalina de estafar a otros. Ni Alexander, ni su pareja, ni ninguna de sus empresas fantasmas tenían propiedades ni bienes que pudieran ser embargados para cubrir la deuda.
.
Le presentamos nuestros reportes a los abogados de nuestros clientes y estos confirmaron sus temores, no había mucho que se pudiera hacer en éste caso, excepto perseguirlo criminalmente. El error de no haber investigado antes de firmar el contrato le costó a nuestros clientes 3,5 millones de dólares. Elevar el caso a los tribunales criminales podría poner fin a la carrera delictiva de Alexander, pero difícilmente permitiría recuperar el dinero perdido. No obstante la denuncia criminal fue establecida.
.
Recuerde que el fraude nos puede afectar a todos, a ricos y a pobres, a universitarios y a personas sin estudios. Los estafadores no creen en nadie. Por su bien no se fie de una empresa solo porque está en una oficina muy linda, en una zona importante o porque tiene una muy buena imagen o estrategia de publicidad. Siempre verifique antes de comprometer sus intereses. Si su inversión o riesgo es muy grande, contrate a un investigador privado antes de aceptar algún trato o firmar cualquier documento.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámeme al 866-­224-­1245.

EL FALSO AGENTE INVERSIONISTA. Los Angeles Detective Privado.

Por su seguridad siempre verifique las credenciales y licencias de los profesionales que usted va a contratar. Nunca invierta en un tipo de negocio que usted no conozca a fondo, pues si lo hace no sabrá cuáles promesas son reales y cuales son falsas
.
CAZADOR DE ESTAFAS | 27 de Junio de 2016
Detective Fernando Alvarez | Drakonx Investigations
Diario Las Americas | http://www.diariolasamericas.com/el-falso-agente-inversionista-n3890622
.
Generalmente en todos los tipos de negocios o profesiones existe el fraude y la estafa, pero me ha llamado la atención que muchos de los casos de estafa que he investigado han estado relacionados con el negocio de las inversiones. Inversiones en las cuales personas comunes depositan sus ahorros, e incluso dinero obtenido de préstamos sobre el valor de sus casas, para luego disfrutar de los intereses ganados. Esta es una forma fácil de ganarse la vida cuando tienes dinero ahorrado, si bien estas inversiones tienen sus propios riesgos, yo he encontrado otro riesgo peor: los falsos agentes de inversiones.
.
Una mujer llamó a mi oficina con el siguiente caso: “Hace un año invertí $50.000 dólares en una oportunidad de extracción de petróleo en una isla del Pacífico, con una firma de inversionistas de mi ciudad cuyo anuncio vi en el internet. Yo soy una mujer sola que ha reunido ese dinero con años de trabajo, ahorros y sacrificios, y vi esta inversión como una oportunidad económica a corto plazo, pues me prometieron ganancias del 40% anual y sin riesgos. Yo realice el contrato de inversión, personalmente, en la oficina de la agencia de inversiones. Si bien la oficina era pequeña, Julio (nombre cambiado), el consejero financiero que me atendió era muy educado y me explicó en detalle el plan de inversión, las ganancias, la ausencia de riesgos y su larga trayectoria como consejero y agente de inversiones. Julio me confirmó que muchas personas estaban invirtiendo en esta oportunidad única y que no me convenía perderla. Cada mes yo me comunicaba con Julio para saber cómo iba la inversión, y según sus propias palabras todo marchaba muy bien, pasaron dos meses que no me respondió, fui a su oficina pero ya estaba cerrada. Seguí intentando hasta que logré hacer contacto nuevamente, me dijo se había mudado de oficina y que había estado fuera del país por lo de las inversiones de la extracción de petróleo y que las noticias no eran buenas. Me informó que el pozo de petróleo no tenía petróleo y que todo el dinero invertido se había perdido, que legalmente no había nada que él o yo pudiéramos hacer, que me olvidara del dinero y que no se me ocurriera hacer nada legal en contra de él. Estoy frustrada y desesperada, quiero localizar su nueva oficina y sus bienes para poder demandarlo y denunciarlo”.
.
“Manos a la obra” le respondí. No quise entrar en detalles pues comprendía el sufrimiento por el que estaba pasando mi clienta, pero había varios detalles que me llamaron la atención. Mi clienta invirtió basada en un “anuncio de Internet”, lugar típico para anunciar estafas de inversiones. Le prometieron “40% de ganancias”, demasiado bueno para ser verdad. “Cero riesgos de inversión”, cuando no existen las inversiones sin riesgos. “Todo el mundo está invirtiendo en esta oportunidad”, típico enganche de los defraudadores. “Inversión petrolera en un isla del Pacífico”, exacto, bien lejos como para que no puedas verificar nada. Ya esta historia me era conocida y no olía bien.
.
No solo planifiqué la investigación con el objetivo de localizar a Julio y a sus preciados bienes sino que también la enfoqué sobre un posible fraude. Efectivamente, Julio promocionaba su agencia de inversiones en Internet pero usaba diferentes nombres y teléfonos en cada anuncio. Su compañía estaba registrada como corporación y en su nombre incluía el rimbombante termino “investments” pero no estaba registrada como agencia de inversiones ni a nivel estatal ni a nivel federal. En otras palabras su agencia era falsa. Julio no tenía propiedades a su nombre, tampoco su negocio tenía propiedades. La lista de demandas contra él y su negocio era larga. Durante la investigación encontramos a dos víctimas más de Julio, una por $30.000 y la otra por $25.000, cantidad mínima para invertir en esta “oportunidad petrolera sin riesgos”. Gracias a informaciones proporcionadas por estas víctimas y a nuestras propias herramientas de investigación pudimos localizar la nueva oficina de Julio, estratégicamente ubicada en la zona financiera de una ciudad ubicada a más de 200 millas de la ciudad donde había defraudado a mi cliente. Al parecer Julio prefería por victimas a mujeres de bajo nivel académico e indocumentadas en EEUU, de esa forma reducía las posibilidades de que lo denunciaran. Esta vez a Julio le salió el “tiro por la culata”, con el testimonio de mi cliente y de las dos víctimas, más el reporte investigativo, logramos elevar una denuncia por fraude, organización criminal para cometer fraude y operación de negocio sin licencia. Julio tiene sus días contados.
.
Por su seguridad siempre verifique las credenciales y licencias de los profesionales que usted va a contratar. Chequee sus antecedentes para saber si ha tenido problemas criminales, civiles, financieros y administrativos. Nunca invierta en un tipo de negocio que usted no conozca a fondo, pues si lo hace no sabrá cuáles promesas son reales y cuales son falsas. Edúquese sobre como identificar el fraude a tiempo.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámeme al 866­224­1245.

EL FALSO AGENTE DE REMATE INMOBILIARIO. Miami Investigadores Privados

Aunque ya he investigado y aportado pruebas en un sinnúmero de casos de estafas y he logrado prevenir muchos fraudes, aun me sigue impresionando el nivel de astucia e irrespeto de muchos estafadores. No les importa nada, ni siquiera parecen tener temor a la cárcel. Algunos realizan sus fraudes a plena luz del día y dejan sus datos personales en cada paso.
.
Por referencia de un viejo cliente me llegó un matrimonio de otro estado con el siguiente caso: “Desde hace algunos años hemos querido vender las propiedades que tenemos en otra ciudad, cuyo valor actual es elevado y comprar varias propiedades inmobiliarias, comerciales y residenciales en esta ciudad para poder alquilarlas y dedicarnos a tiempo completo al negocio inmobiliario. Hace 4 meses visitamos una propiedad en venta a muy buen precio, aunque finalmente no nos interesó comprarla, los dueños nos pusieron en contacto con un empleado de la corte, agente de remate inmobiliario, que procesaba la venta de propiedades reposeídas por la corte con muy buenos precios. De inmediato nos pusimos en contacto con el agente y acordamos una cita ese mismo día en una de las propiedades. Benjamín (nombre cambiado) se presentó vestido de uniforme, chapa judicial en su cinturón e identificación del sistema judicial. Ese día visitamos 3 propiedades, dos apartamentos y una casa. El proceso, según nos explicó, era sencillo, la propiedad fue reposeída y su título pasó a nombre de un abogado autorizado por la corte, nosotros debíamos hacer un pago de $20.000 por cada propiedad y continuar los pagos de la hipoteca. Para cerrar el trato Benjamín y el abogado nos presentaron los documentos de propiedad que confirmaban que dichas propiedades se encontraban bajo el nombre del abogado. Debido a que las propiedades fueron reposeídas por falta de pagos, la corte solo permitía el pago en efectivo o por transferencia bancaria. Firmamos el contrato requerido en la oficina del abogado y a la semana siguiente procedimos con la transferencia de $60.000 a la cuenta del agente Benjamín. Llevamos mes y medio esperando que nos entreguen el documento de transferencia para poder tomar posesión de las propiedades y comenzar con las remodelaciones necesarias, pero Benjamín nos sigue posponiendo. Si bien al principio todo nos pareció muy correcto, ahora hemos comenzado a sospechar que las cosas no son como creímos. Necesitamos que nos ayude a aclarar esta situación”.
.
En principio hacer un trato firmado con un abogado y un agente judicial, ambos autorizados por la corte, no suena a fraude, pero no me parece correcto el que hayan tenido que realizar una transferencia a la cuenta personal del agente judicial. Hay que investigar esto, le respondí a mis clientes desesperados.
.
Si bien pensé que en solo unos días aclararíamos la situación y les daría buenas noticias a mis clientes para que dejaran de preocuparse, lo único que logré fue destapar una caja de pandora. El tal Benjamín no era ni fue agente judicial de la corte, sino un delincuente convicto y con tiempo de prisión por varios delitos de fraude entre los cuales incluían cargos por “organización criminal para cometer fraude”, “falsificación de firmas de documentos legales”, “falsa presentación como agente judicial” y varias demandas civiles por deudas. El supuesto abogado no era más que otro defraudador que llevaba ya algunos años cometiendo delitos menores, algunos de ellos en compañía de Benjamín. Aparte de Benjamín y del falso abogado, identificamos a otros tres individuos que formaban parte de esta otra nueva “organización criminal para cometer fraude” dirigida por Benjamín. El proceso del fraude era sencillo, Benjamín y compañía inicialmente identificaban propiedades cuyos dueños no las ocupaban y/o estaban fallando en sus pagos de hipoteca, acto seguido comenzaban un proceso denominado “Quitclaim Deed”, en español “Escritura de Renuncia”, en el cual falsificaban las firmas de los legítimos dueños para generar una transferencia a nombre del supuesto abogado. En muchos de estos fraudes los dueños reales nunca se enteraban de este trámite engañoso hasta muy tarde. Una vez con la nueva propiedad en sus manos, lograban acceso a la propiedad y buscaban compradores de gangas, casi siempre “inversionistas principiantes” a los cuales les pedían una cifra atractiva y procedían en ocasiones a realizar otra “Escritura de Renuncia” en favor de los nuevos compradores. Cuando los dueños reales se ponían al corriente, iniciaban una denuncia contra Benjamín y su falso abogado y los nuevos compradores se quedaban sin propiedad y sin su dinero. Para ese entonces ya Benjamín y compañía habían retirado el dinero y se habían esfumado. Este tipo de fraude afectaba a dos víctimas, a los dueños reales y a los compradores de gangas. La desfachatez de estos delincuentes era tan grande que no les importaba que los identificaran, aun sabiendo que estos delitos se pagan con la cárcel.
.
Por su seguridad verifique siempre las licencias de los supuestos profesionales. Desconfié de todos hasta que se demuestre lo contrario. Si usted va a hacer un trato con una empresa o con los tribunales, asegúrese de pagarle a dicha entidad y no a la cuenta personal de un empleado. No crea que usted es inmune al fraude, pues los estafadores saben muy bien como venderle gato por liebre.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámeme al 866-­224­-1245.

Open chat