ESTAFA CONTRA-REEMBOLSO

Octubre 13, 2016
Por el Detective Fernando Álvarez
DIARIO LAS AMERICAS
.
La estafa es un delito muy antiguo que se readapta a cada época con el mismo fin de sacar provecho de la confianza de las buenas personas. Hasta hace dos décadas las estafas por correo postal eran muy frecuentes pero en nuestra era informática estos delitos se han triplicado debido a la facilidad que ofrece el internet, no obstante la estafa por correo postal no se ha extinguido y al parecer seguirá haciendo daño a compradores incautos. El siguiente caso es muy reciente.
.
La llamada me llego de una mujer desesperada con el siguiente caso: “Soy una mujer trabajadora, soltera y con dos hijos que mantener, por varios años he estado trabajando como vendedora en una tienda por departamentos y me ha ido bien, me gustan las ventas y soy muy buena vendiendo productos. Hace pocas semanas vi un anuncio en la televisión sobre una empresa que ofrecía franquicias de ventas de perfumes y artículos de belleza, me llamo mucho la atención por las marcas, la estrategia de mercadeo y el costo de inversión inicial de solo $3.000. Llamé al teléfono en pantalla de inmediato y me explicaron sobre los productos que ellos incluían en el paquete además de una tableta electrónica para registrar las ventas y ver el crecimiento de este pequeño pero excitante negocio. Interesantemente yo no tenía que pagar nada adelantado, todo funcionaba a contra-reembolso, ellos me enviarían el paquete por correo privado y yo debería entregarle al cartero un giro postal (money order) por valor de $3.000 para recibir el paquete. Esta compañía exigía que el giro postal debía ser comprado en el Correo Postal de Los Estados Unidos solamente, pues no aceptaban giros de otras instituciones. Me pareció muy seguro y procedí a ordenar mi paquete de inversión. Mis cálculos eran de una ganancia del 50% una vez que vendiera esos productos. Pocos días después llego el camión del correo privado, yo le entregue el giro de $3.000 y ellos me entregaron la caja. Contenta me dispuse a abrir la caja para comenzar a organizar las ventas y para mi sorpresa, los productos que incluían no eran de las marcas prometidas sino de unas marcas de muy mala calidad, no contenía la cantidad de productos prometidos y tampoco incluía la tableta. El valor de los productos en la caja no sobrepasaban los $100. De inmediato llamé a la empresa para pedir una explicación pero cuando me presentaba me colgaban el teléfono, luego no tomaban la llamada y finalmente desconectaron dicho teléfono. Al darme cuenta de la estafa presente una denuncia ante la policía y luego con la copia de la denuncia me personé en el correo postal para detener el giro postal de $3.000 pero me informaron que de acuerdo a sus políticas solo pueden hacer algo hasta después de 60 días de haberse comprado el giro, le expliqué que eso seria demasiado tarde pues para ese entonces ya los estafadores habrían cobrado el giro, pero la respuesta del correo siguió siendo negativa. Acto seguido me presenté en la oficina del correo privado para presentar la denuncia y solicitar que detuvieran la entrega del giro postal pero me dijeron que legalmente quien pago por los servicios del correo fue el remitente y por tanto ellos tienen que cumplir con la entrega y no podían detenerla, que ellos solo podían realizar una investigación hasta mucho después. No puedo creer que el sistema no me permita recuperar mi dinero, no puedo creer que el sistema proteja a más a estos delincuentes que a las personas honradas. ¿Crees que podamos localizar a estos delincuentes?
.
“Tenemos que intentarlo” le respondí. El sistema está pensado para un mundo ideal y así funciona pero como es sabido los delincuentes usan los beneficios del sistema para beneficio propio y para perjuicio de terceros y el sistema es muy lento para detectar estos delitos y re-ajustarse para evitarlos. Es triste pero esa es la realidad y no creo que cambie mucho, pues los delincuentes siempre buscaran la forma de estar un paso por delante de la justicia. Al mismo tiempo la felicité por haber procedido a denunciar los hechos con la policía, el correo postal y el correo privado; muchas personas no lo hacer por vergüenza sin darse cuenta que es precisamente eso lo que desean los delincuentes.
.
Comenzamos la investigación con los pocos datos que tenía el cliente, un par de números telefónicos, la información del anuncio televisivo, la dirección del remitente y otros datos que ella había recabado mientras hacia las denuncias. Los supuestos teléfonos de oficina eran en realidad celulares pre-pagados que no estaban registrados, los anuncios de televisión como pudimos confirmar fueron pagados en efectivo y el nombre registrado era mas común que las piedras. La dirección del remitente se ubicaba en unos almacenes de mala muerte en una ciudad ubicada al otro lado del país. Este almacén no estaba asociado a la empresa que había estafado a mi cliente, y tal vez a muchas personas más. Con la información del correo privado logramos determinar la fecha en que deberían entregar el giro postal en ese almacén y establecimos vigilancia desde muy temprano en la mañana. El camión del correo privado llegó sobre las 11.30am, pero el almacén permanecía vacio, el cartero se acerco a la puerta y toco un timbre que tenía una cámara de video y un intercomunicador, luego de intercambiar algunas palabras con el interlocutor el cartero dejó la correspondencia en un buzón exterior. Luego de que el cartero partiera, Enrique (nombre cambiado) arribó caminando al almacén y recogió la correspondencia, de allí caminó algunos minutos e ingresó a un edificio de apartamentos, de esos que parecen sacados de una película de terror. Horas más tarde Enrique salió del edificio, abordo un vehículo estacionado en la calle y partió. Minutos después fue a una oficina de correo postal y cobró varios giros sin ningún problema. Las siguientes horas de vigilancia proveyeron muchos datos de interés. Enrique era un delincuente convicto que ya había purgado algunos años de cárcel, pero él no era la cabeza de este negocio sino solo un colaborador que cobraba los giros a cambio de un porcentaje. Mi clienta quedó satisfecha con la información lograda pero aunque le sugerí que continuáramos con la investigación ella prefirió entregarle la evidencia que habíamos obtenido a las autoridades y exigirles que continuaran ellos. La policía arrestó a Enrique pocas semanas después.
.
Por su seguridad no se confié en todo lo que le ofrecen en los anuncios de los medios de comunicación o del internet. Verifique antes de pagar, recuerde que las estafas están a la orden del día.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámeme al 866-224-1245.

VISA ASEGURADA A ESTADOS UNIDOS

Septiembre 11, 2016
Por el Detective Fernando Álvarez
DIARIO LAS AMERICAS
.
Existen muchos países libres y democráticos en el mundo y también muchos que son muy ricos y desarrollados, pero el país que más atrae a inmigrantes y turistas es, sin lugar a dudas, los Estados Unidos de América. Estados Unidos ha sido por mucho tiempo considerado como “la tierra de las oportunidades”. El 20% de la inmigración mundial, 45,8 millones de personas, residen en Estados Unidos y su atracción se debe a que es la economía mas sólida y desarrollada del mundo, posee una excelente infraestructura de educación universitaria y es un país multicultural donde conviven personas de todos y cada uno de los países del mundo. Pero la desesperación de muchas personas por lograr el “sueño americano” los hace caer en fraudes y estafas comunes como veremos a continuación.
.
Cierto día me contactó el dueño de una agencia de trámites migratorios, localizado en un país muy cercano, con el siguiente caso: “Llevo años preparando trámites migratorios de muchos tipos, pero sobre todos para personas y familias que buscan emigrar a los Estados Unidos. Mi trabajo es sencillo, yo los ayudo a llenar todos los formularios y reviso que tengan todo los documentos requeridos para aplicar por la visa correspondiente. Desde hace tres meses estoy perdiendo clientela y finalmente descubrí que se debe a otra agencia de trámites; al parecer esta agencia tiene un convenio con el consulado americano y las visas de sus clientes son aprobadas. De ser cierto este convenio, esto sería una actividad ilegal que debe ser reportada al gobierno de los Estados Unidos pues las visas no pueden ser vendidas. Necesito que investiguen y documenten esta actividad ilegal”.
.
“Claro que sí, no faltaba más” le respondí, pero en el fondo pensé que se trataba solo del enojo de una persona mayor que estaba perdiendo clientes. Comenzamos la investigación de inmediato y el meollo se tornó interesante. Enojado o no, mi cliente estaba en lo cierto, había una muy buena estafa en curso.
.
Comenzamos identificando y verificando a la agencia y a sus dueños. La agencia se promocionaba muy bien y su oficina estaba muy bien equipada. Sus dueños eran tres personas, Milena (nombre cambiado), su esposo y su hijo. Milena era la cabeza del negocio, tuvo algunos problemas por denuncias de fraude y algunas deudas en el pasado, pero ya había resuelto esos problemitas y ahora les iba muy bien económicamente. Desde que comenzó con el negocio de los trámites migratorios el nivel de vida de la familia había cambiado, ahora se daban lujos que antes no podían ni imaginar y vivían en la mejor zona de la ciudad. Debido a que sus antecedentes no eran tan malos y que aparentemente todo el negocio estaba en regla decidimos realizar operaciones encubiertas para determinar el mecanismo y la magnitud de la estafa. Nos tomó 3 semanas pero lo logramos. Puedo asegurarle que de todas las estafas que he investigado, como detective privado, esta es una de las más limpias y sin riesgos que he visto.
.
Milena, su esposo y su hijo realizaban diariamente trámites de inmigración como cualquier otra agencia, con lo cual ganaban un dinero honesto y estable, pero lo que marcaba la diferencia en ingresos económicos era el “servicio adicional y confidencial” que ofrecía su agencia. Milena examinaba cada cliente y si su caso calificaba para la estafa esta se lo ofrecía en secretismo. Si el caso del cliente era de posible aprobación de visa, si el mismo estaba desesperado y si su nivel de inteligencia callejera no era muy alto entonces Milena le explicaba que ella trabajaba codo a codo con el consulado y que por $1.500 dólares ella le aseguraba que su visa, o la de toda su familia, serían aprobadas. “Este servicio, explicaba Milena, tiene que mantenerse en secreto pero esta 100% garantizado, si a usted no le aprueba la visa, regrese y le devolveremos sus $1.500 dólares.” Los clientes quedaban maravillados y pagaban los $1.500 dólares sin objeción. Milena, como pudimos descubrir, no tenía ninguna conexión especial con el consulado, su estafa era sencilla, ella cobraba los $1.500 dólares y si al cliente le aprobaban la visa no regresaría a recoger su dinero, solo lo harían aquellos cuya visa le fuera denegada. Según pudimos calcular Milena ganaba alrededor de $15.000 dólares mensuales por concepto de la estafa, más las altas ganancias que le daban los servicios de trámites de su agencia. De esta forma Milena nunca recibiría denuncias de sus clientes pues ella devolvía el dinero si la visa no era aprobada. El reporte investigativo estaba completo e incluía testigos, quedaba en manos del cliente iniciar la denuncia ante la entidad de protección al consumidor para detener a Milena y así lo hizo.
.
Si bien no existe ningún organismo estatal perfecto ni a prueba de corrupción, puedo asegurarles que el sistema de inmigración de Estados Unidos es muy difícil de sobornar, por tanto, sospeche de estafa cada vez que alguien le asegure que tiene contactos internos que aprobaran su caso sin problemas. Por su seguridad desconfíe siempre o terminara perdiendo su dinero.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámeme al 866-224-1245.

LA CASA DEL ENGAÑO

August 28, 2016
Por el Detective Fernando Álvarez
DIARIO LAS AMERICAS
.
Aun después de tantos años como detective privado me sigue asombrando la astucia de los estafadores y la ingenuidad de muchas personas. Yo comprendo que las personas están concentradas en sus trabajos y en sus vidas y que no pueden dedicarle tiempo a aprender a detectar el fraude y a evitar sus nefastos efectos y es por eso que espero que estos artículos permitan ayudar a los lectores a identificar el fraude o al menos a sentir la necesidad de verificar antes de confiar. Para confirmar la importancia de mis consejos basta recordar que de acuerdo a la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés) en el año 2015 recibieron un total de 3.083.379 de denuncias por fraudes, estafas y robo de identidad en Estados Unidos.
.
“Detective, tenemos un problema y necesitamos su ayuda”, así comenzó la llamada de una humilde familia. “Antes de la depresión compramos una casa y estuvimos pagándola hasta que la perdimos debido a la falta de trabajo y a la alta mensualidad de la hipoteca. Desde hace un año aproximadamente hemos estado buscando comprar una casa nuevamente pues estamos un poco más estables económicamente, pero no nos daban préstamos pues al perder la casa nuestro crédito se arruinó. Mientras buscábamos el préstamo en diferentes instituciones financieras nos recomendaron a Elena (nombre cambiado), una agente de bienes raíces que ayudaba a las familias a conseguir préstamos y también a encontrar casas dañadas pero a muy buen precio. Llamamos a Elena y ella vino a nuestra casa, nos explicó que su empresa ya había ayudado a muchas familias a conseguir préstamos y a comprar casas a mejores precios. La forma en que ella conseguía los préstamos era pagando a buenos abogados para trámites muy complicados y mediante regalos a contactos que ella tenía en instituciones financieras que ayudaban a sus clientes.
.
Para comenzar con el proceso nos pidió una serie de documentos como licencias de conducir, tarjeta de seguro social, actas de nacimientos, últimos reportes de impuestos del IRS y copia de los cheques que recibíamos en nuestros trabajos, también le dimos $15.000 en efectivo. Como a las 2 semanas nos trajo algunos documentos a firmar y le dimos $7.000 dólares más. Ya han pasado 7 meses, le hemos pagado $36.000 y no nos ha ensenado la casa que supuestamente ya tiene para nosotros. Ahora nos está pidiendo $11.000 más para completar el proceso y que podamos recibir la casa. Queremos investigar si realmente existe la casa y si Elena está siendo honesta con nosotros. ¿Usted cree que ella nos engaño?”
.
“Es muy temprano para que yo pueda llegar a una conclusión como esa, pero si, esta historia me huele a fraude” le respondí a mi cliente. Firmamos el acuerdo para comenzar la investigación, acto seguido comencé a pedirle a mi cliente algunos datos de Elena para poder identificarla a ella y a su empresa. Grande fue mi asombro al descubrir que los únicos datos que mis clientes tenían era el nombre de la agente de bienes raíces (Elena) sin apellidos, su número de celular, un número de fax y el nombre y dirección de la empresa, lugar que nunca habían visitado. Ni siquiera tenían copia de un contrato firmado, ni tarjeta de negocio de Elena. Increíble pero cierto.
.
Con los pocos datos que teníamos comenzamos a investigar. El fax era virtual, la dirección de oficina era de otra empresa no relacionada con Elena y el número de teléfono celular era pre-pagado y no estaba registrado a nombre de nadie. Pero como buenos sabuesos logramos conectar las piezas de este rompecabezas y dar con la identidad de Elena, su dirección de domicilio, su fecha de nacimiento y sus múltiples casos civiles por fraude, trabajo ilegal sin licencia de bienes raíces, robo de identidad, aplicación por tarjetas de crédito a nombre de otras personas, entre otras demandas por deudas. Elena ni siquiera tenía casa propia como le había dicho a mis clientes, sino que vivía en un apartamento rentado. Elena no tenía, ni nunca había tenido licencia de bienes raíces, tampoco tenía empresa propia, pero si había trabajado para una agencia de bienes raíces años atrás en la que había sido suspendida por fraude impositivo.
.
Cuando le entregué los resultados mi cliente, el esposo se enojó mucho y la esposa se echó a llorar. Ellos habían creído en las múltiples mentiras de Elena y no se decidieron a verificarla sino hasta que ya era demasiado tarde. Le sugerí que llevaran la denuncia a la fiscalía para que de alguna forma se hiciera justicia y se evitara que Elena siguiera con sus estafas a familias humildes, también les aconsejé que contrataran un servicio de protección de identidad para evitar que Elena usaras sus identidades para seguir haciéndoles daño. No me respondieron, sus ánimos estaban por el suelo, nunca supe si la denunciaron o si se dejaron llevar por la pena de haber sido engañados y enterraron el asunto. Si me hubieran contratado o si hubieran verificado a fondo antes de confiar en Elena habrían salvado sus $36.000 y 7 meses de falsas esperanzas.
.
Por su seguridad, y nunca me cansaré de aconsejarlo, verifique antes de confiar. No tenga pena de pedirle tarjeta y licencias a los profesionales que usted contrata, un buen profesional no se negará a su pedido. Visítelo en su oficina, obtenga copia de cada documento que usted firma, busque segundas opiniones y por lo menos chequee la reputación de dicho profesional o empresa en el internet. Aunque su verificación sea básica, será mucho mejor que no hacer nada.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámeme al 866-224-1245.

ESTAFA AL POR MAYOR

August 5, 2016
Por el Detective Fernando Álvarez
DIARIO LAS AMERICAS
.
La estafa se adapta a cada era y a cada industria; es como la gripe, que nunca se termina pues siempre muta. La era del internet no solo ha traído nuevas estafas y fraudes sino que también ha permitido que estafas locales se vuelvan globales, algo así como la globalización del fraude. El internet permite hacer más atractiva la oferta de los estafadores al tiempo que les da mejor cobertura para proteger su identidad. No significa que debemos dejar de comprar en Internet pero si debemos verificar que tanto vendedores como productos sean reales.
.
La llamada me vino de uno de los socios de una empresa de un país lejano. “Buenos días detective, nuestra compañía está preparando la compra de 1.000 tabletas de un distribuidor asentado en su país. Los que necesitamos es que usted envié a un investigador a inspeccionar el envío, contar las tabletas, encender algunas al azar para comprobar que funcionan, verificar que el número del modelo coincida con el que solicitamos y acompañar la carga hasta el aeropuerto. Esto es todo lo que queremos. ¿Puede ayudarnos?
.
“Por supuesto, le respondí, este tipo de investigaciones las realizamos normalmente en transacciones comerciales de ventas al por mayor, y por supuesto nuestro trabajo será discreto”. Acto seguido le pasé el presupuesto y el cliente quedó en enviarme toda la información y pagó de inmediato. Pero pasaron varios días y no escuche más de este cliente. Casi 10 días después, el hombre me llama nuevamente y me dijo “Detective, esto ha sido horrible, mis otros dos socios decidieron no contratarlo a usted pues no consideraban importante verificar los productos, ni al distribuidor, ni el envío pues lo consideraban una pérdida de dinero. Ayer nos llegó el envío, solo llegaron 458 tabletas, muchas de ellas funcionan pero otras están rotas o no encienden, nos enviaron modelos diferentes a los que figuran en la orden de compra que hicimos. Nos cobraron $40.000 por productos que no valen más de $9.000. Estamos desesperados pues ya teníamos esas tabletas vendidas a minoristas de nuestro país y ahora los teléfonos del distribuidor están desconectados y no hayamos cómo hacer contacto con ellos. Queremos demandar a esta empresa o que nos devuelva el dinero. Esta estafa puede llevarnos a la ruina. ¿Puede ayudarnos?
.
“Si señor, esa es una de mis especialidades, aunque prefiero investigar para evitar los fraudes”, le respondí, arreglamos el acuerdo y comenzamos con la investigación basados en los datos que figuraban en la factura de compra y orden de envío, al fin y al cabo lo único que tenían mis clientes. Identificarlo al principio no fue fácil, pero lo logramos. Para comenzar este supuesto distribuidor, Esteban (nombre cambiado) no tenía ni siquiera licencia de negocio, ni mucho menos de exportación. Tampoco tenía oficina o almacén, la dirección de la factura es la dirección de otra empresa de distribución, no asociada con Esteban. El sujeto tenía antecedentes de fraude menores y varias deudas. Su verdadera experiencia en este negocio era el de vender equipos electrónicos “refurbished”, o sea usados y reparados, al por menor. Los distribuidores que entrevistamos lo conocían bien pues el compraba todos los equipos dañados, reparados o que habían perdido mucho valor debido al ingreso de nuevas tecnologías al mercado. En otras palabras su especialidad era la venta de basura tecnológica. Sin embargo, efectivamente, el mismo promocionaba la venta de equipos nuevos a un valor más bajo que el que ofrecía el promedio de los distribuidores; oferta tentadora para compradores incautos. Localizamos su residencia y también sus pocas propiedades, algunas a nombre de su esposa. Su centro de operaciones eran su casa y su viejo camión.
.
El reporte investigativo que le presenté a mis clientes fue como una bomba, pues ellos pensaban que estaban en negociaciones con una empresa de distribución sólida y no con un delincuente común. Según me comentaron, si no lograban recuperarse de este problema, disolverían la empresa y cada socio tomaría su rumbo. Iniciar una demanda civil y criminal contra Esteban les costaría algunos miles de dólares más y estos tres socios ya no querían gastar más dinero. Efectivamente poco después la sociedad se disolvió, solo uno de los socios continuó en el negocio de la compra al por mayor de tecnología y desde entonces contrata mis servicios cada vez que va a realizar una compra importante. De Esteban no he sabido más, seguro que sigue en el mismo negocio de la chatarra y de la estafa cada vez que le cae un comprador confiado.
.
Por su seguridad siempre verifique antes de hacer compras al por mayor, evite comprar a ciegas. Los investigadores privados pueden ser su mejor solución cuando se trata de verificar a una persona, una empresa, una carga, o como en este caso evitar una estafa. La investigación previa puede ahorrarle mucho dinero, disgustos, estrés y hasta la disolución de su empresa.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámeme al 866-224-1245.

GANA EL 100% DE INVERSIÓN… !CUIDADO!

August 2, 2016
Por el Detective Fernando Álvarez
DIARIO LAS AMERICAS
.
Muchas personas piensan que el estafador viene, hace su dañino trabajo y luego se va por temor a que lo agarren, a que lo juzguen y luego lo encierren. Lo cierto es que no siempre es así y me han tocado casos donde los estafadores cometían sus estafas de forma organizada, exitosa y a plena luz del día. Lamentablemente hay personas que se dejan llevar por la buena imagen, las publicidades y por tanto, no consideran necesario verificar antes de invertir su dinero y sus sueños.
.
La llamada me llegó de un matrimonio con el siguiente caso: “El año pasado, siguiendo la recomendación de un familiar, decidimos invertir $60.000 dólares obtenidos como préstamo del valor de nuestra casa en una compañía de inversiones muy importante. Fuimos a una reunión mensual de la compañía donde había más de 50 dueños de casas, y donde se nos explicó que nuestra inversión estaba asegurada pues la inversión se realizaba solamente en bienes raíces. Nos prometieron de un 60% a un 100% de ganancias y la devolución completa de nuestra inversión en 3 años. Además por cada dueño de propiedad que nosotros presentáramos nos daban un regalo económico, un bono, es por eso que invitamos a amigos y a familiares a unirse a la inversión. Cada mes recibíamos un cheque con las ganancias prometidas, todo marchaba bien pero luego comenzamos a escuchar rumores de que esto se trata de una estafa organizada. Este mes no recibimos el cheque y cuando reclamamos nos dijeron que tenían problemas técnicos pero que pronto lo arreglarían. La reunión mensual para inversionistas también la suspendieron. Nosotros no creemos que se trate de una estafa pues esta compañía se publicita en todas las revistas, en la radio, en la televisión y además en las publicidades han salido artistas conocidos. Nosotros hemos estado en sus oficinas, un establecimiento de lujo, con muchos empleados, una atención de primera clase y las reuniones siempre la abría un pastor evangélico. Es imposible que sea una estafa pero queremos investigar qué es lo que está pasando”.
.
Por muy bueno que todo parezca hay que investigar igualmente, es posible que solo sean rumores mal intencionados pero eso ya lo determinaremos. Voy a necesitar que vengan a mi oficina, le respondí, pero el matrimonio me informó que esta investigación la estaban solicitando en grupo, un total de 42 personas afectadas. La reunión no la pude tener en mi oficina sino en una sala de conferencia. Las historias de cada uno eran muy similares, habían invertido dinero de su propiedad o de sus ahorros personales, les prometieron altos intereses de ganancias, le confirmaron que su inversión estaba asegurada por los títulos de propiedades inmobiliarias donde se invertían y además, los regalos económicos que les ofrecían por traer a nuevos inversionistas. Este tipo de promesas en inversiones son casi siempre indicaciones de estafa y de fraude.
.
Iniciamos una investigación a fondo para esclarecer este caso. Para comenzar, esta “importante compañía de inversiones” no poseía licencia de agencia de inversiones, tampoco sus dueños tenían licencias de inversionistas. El negocio tenía casi dos años de haber comenzado y ya estaba moviendo millones de dólares, pero nada de inversiones. Sus dueños eran una familia que en pocos meses paso de una vida normal a una vida de súper lujos con mansiones, propiedades en otros países, oficinas lujosas, vehículos muy caros, viajes de vacaciones y mucha vida pública. Aparte de la familia también identificamos a los varios socios en la empresa que eran muy hábiles de palabras pero ya tenían antecedentes que ponían en entredicho su accionar. Si bien esto era suficiente para determinar que es una empresa ejerciendo una actividad sin licencia y por tanto ilegal, todavía esto podría no convencer a todos nuestros clientes renuentes a creer que se trataba de un fraude. Sucedió que mientras realizábamos las averiguaciones pertinente encontramos a testigos que ya habían sido entrevistados por otros investigadores poco antes, el FBI ya estaba investigando el caso y sutilmente identificando a las posibles víctimas. Poco después confirmamos que la fiscalía federal ya estaba preparando su ataque. El círculo directivo de esta empresa ya estaba muy nervioso, la tensión era evidente, su imperio se estaba desmoronando.
.
Preparamos un detallado reporte con toda la información obtenida, la identidad y antecedentes de cada directivo de la empresa, el historial y los bienes de la empresa y un resumen de cómo funcionaban sus operaciones ilegales. Luego de presentar los resultados a mis numerosos clientes, era evidente que a todos se les habían caído las alas, sus esperanzas de un futuro mejor se había desecho. Uno de ellos me dijo que esa no era el tipo de resultados que ellos querían escuchar, que era muy vergonzoso para ellos, yo le respondí que a mí me contratan para descubrir y reportar la verdad aunque duela. Le proveí a cada uno la información de contacto de los investigadores federales con los que tenían que reportarse inmediatamente como víctimas para que colaboraran con la justicia y pudieran reclamar su dinero.
.
Pocas semanas después agentes del FBI arrestaron a los propietarios de la empresa, se llevaron todos sus registros, computadoras, vehículos e interrogaron a cada secretaria, asistente, contador y representante bancario relacionado con la empresa. El fraude se hizo público, la estructura fraudulenta tipo Ponzi, logró arrebatar el dinero a más de 600 víctimas en menos de 2 años, en total más de 30 millones de dólares. Poco tiempo después el dueño principal fue condenado a más de 20 anos de cárcel, el resto recibió condenas un poco más bajas mientras uno de los implicados principales logró fugarse y aun lo están buscando.
.
Por su seguridad, no crea todo lo que oye, y de lo que ve, solamente crea la mitad. El fraude existe en todas partes y cobra nuevas víctimas cada día. Investiga cada vez que vayas a invertir, cada vez que vayas a depositar tu confianza, dinero, propiedades y tu vida, pues puedes perderlo todo en un abrir y cerrar de ojos. Sé inteligente e investiga primero.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámeme al 866-224-1245.

EL ENGAÑO A LOS TALENTOS DEPORTIVOS

Julio 18, 2016
Por el Detective Fernando Álvarez
DIARIO LAS AMERICAS
.
Cuando uno cree que ya lo ha visto todo es precisamente cuando te viene un caso aun más raro. Es cierto que los estafadores son artistas de la mentira y son capaces de todo pues no sienten remordimiento por los daños causados a sus víctimas ni a la sociedad. Sin embargo, lo que más me llama la atención es que la mayoría de las víctimas no se preocupan por verificar antes de actuar, creen solo en las palabras y no se toman en serio la necesidad de confirmar, sencillamente creen hasta que ya es demasiado tarde.
.
Una mañana llegó a mi oficina una mujer desesperada con un interesante caso. “Yo soy madre soltera y tengo un negocio próspero desde hace varios años y trato de hacer todo lo que esté en mis manos para ayudar a mi hijo a triunfar en la vida. Mi hijo desde hace varios años se interesa por el futbol y yo me he asegurado que tenga a los mejores entrenadores y tengo que admitir que él es muy bueno como futbolista. En uno de los partidos entre el equipo de mi hijo y el equipo de otra ciudad se nos presentó Gaspar (nombre cambiado), un agente de talento deportivo, quien nos dijo que desde hacía dos partidos había observado el desempeño de mi hijo y consideraba que por su nivel atlético debería estar en un contrato deportivo con un equipo profesional. A mi hijo se le iluminó el rostro, ese era el sueño de su vida. Gaspar nos invitó a almorzar en un restaurante para conversar en detalle sobre este contrato. Nos dijo que podía lograr un contrato rápidamente con un reconocido equipo ubicado en una ciudad lejana pero que por la edad de mi hijo era mejor lograr un contrato con un equipo profesional más cercano para que pudiera seguir viviendo conmigo. Para conseguir ese contrato había que realizar el pago de $15.000 y se lograría en menos de 2 meses. Gaspar indicó que generalmente es él quien ponía el dinero pues el actuaría como el agente deportivo de mi hijo así como lo hace con otros talentos jóvenes, pero que lamentablemente el estaba pasando por un complicado divorcio y no contaba con esos fondos; acordamos entonces que yo pondría $10.000 y Gaspar podría los restantes $5.000. Al día siguiente le dí los $10.000 en efectivo y dos días después me entregó una carta firmada por el gerente del equipo deportivo confirmando la recepción de los $15.000 y el inicio del proceso de captación de mi hijo. Mientras esperábamos que llegara el día de firmar el contrato, Gaspar estuvo entrenando a mi hijo sobre cómo funcionaba el sistema en los equipos profesionales y las posibilidades de lograr un mayor éxito. Yo no sabía cómo agradecer a Gaspar por su ayuda y dedicación para con mi hijo aun cuando el divorcio lo había dejado sin nada. Dios me ha dado la suerte de triunfar en los negocios y pensé que era mi responsabilidad ayudar a la persona que estaba ayudando a mi hijo, así que compré una camioneta nueva y se la dí a Gaspar junto con una extensión de $25.000 de mi tarjeta de crédito para que pudiera sustentar sus gastos de viaje como agente deportivo. Posteriormente le hice algunos préstamos más en efectivo para pagar a su abogado de divorcio. Casi a los dos meses de haber pagado los $15.000 para la captación de mi hijo recibimos la noticia que ya todo estaba listo para firmar el contrato, confirmamos una fecha y decidimos hacerlo en un restaurante donde yo pudiera invitar a mis familiares y amigos para juntos celebrar el logro de mi hijo. Nuestra alegría era inmensa y preparamos la celebración con todos los detalles. Gaspar se comprometió con traer a la prensa para que cubriera la noticia. Llego el día esperado, éramos más de 50 entre familiares y amigos, pero ni Gaspar ni el gerente del equipo ni la prensa se presentaron ni nos contestaron el teléfono. ¿Cree usted que me estafaron?
.
“Sí señora, todo indica que si la estafaron. Pero hay que investigar la envergadura de la estafa para que su abogado pueda determinar los pasos legales a tomar para que usted pueda recuperar su dinero y tal vez una compensación por los daños causados”, le respondí. Posteriormente le realicé una serie de preguntas para entender más el caso pues no comprendía cómo es que hay que pagar por adelantado para que un “talento” sea contratado, ni cómo es posible que un “agente de talentos deportivos” con varios talentos ya contratados estuviera en tan mala situación económica.
.
Realizamos una investigación detallada sobre Gaspar y no demoramos mucho en confirmar que era un estafador y un delincuente convicto. Gaspar no estaba registrado como “agente de talento deportivo”, no estaba representando a ningún “talento”, no se estaba divorciando y su situación económica fue siempre muy mala debido a sus múltiples deudas, adicción a las drogas, multas de tránsito sin pagar y demandas por estafas a otras familias con el mismo cuento del supuesto contrato deportivo. Realizamos la indagación pertinente con la gerencia del equipo deportivo con el cual se realizaría el contrato, la carta era falsa, la firma era falsa y a Gaspar no lo conocían, además agregaron que ellos no estaban en búsqueda de talentos y que el procedimiento de captación no requería pagos por parte de los talentos. La gerencia se interesó en entrevistar a las víctimas para poder presentar una denuncia formal ante la fiscalía. Para este entonces ya Gaspar había gastado los $25.000 de la tarjeta de crédito y no se sabía de su paradero. Pocos días después logramos localizarlo y recuperar el vehículo de mi cliente, los daños que le había causado al vehículo eran cuantiosos. Si mi cliente hubiese contratado mis servicios antes de darle a Gaspar dinero y vehículo, se hubiese ahorrado $58.000 y tan desagradable experiencia tanto para ella como para su hijo.
.
Por su seguridad verifique, indague, investigue, corrobore. No confié a ciegas. No se convierta en otra víctima del fraude, la estafa y las mentiras que pueden destruir a su familia, a su negocio y los sueños de sus hijos.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámeme al 866-224-1245.

EL EXTRAÑO ROBO A UNA ORGANIZACIÓN HUMANITARIA

Julio 5, 2016
Por el Detective Fernando Álvarez
DIARIO LAS AMERICAS

.

La Real Academia Española define al fraude como la “acción contraria a la verdad y a la rectitud, que perjudica a la persona contra quien se comete”. El fraude puede venir camuflado de diversas maneras pero su esencia es siempre la misma, perjudicar a otra persona para lograr un beneficio propio. Cuando digo personas no solo me refiero a la persona natural sino también a la persona jurídica, o sea las organizaciones, agencias de gobierno y empresas. El fraude nos afecta a todos de forma directa o indirecta pero en muchas ocasiones no logramos identificarlo como tal hasta que se realiza una investigación a fondo.
.
Cierto día una mujer llamó a mi oficina con el siguiente caso: “Yo soy la secretaria de una pequeña organización humanitaria cuya labor es la de recaudar fondos, mediante el desarrollo de actividades públicas, para ayudar a familias necesitadas de ciertas zonas pobres de un país latinoamericano. Cada miembro de la directiva, tiene responsabilidades en diferentes eventos y una de esas responsabilidades es la de custodiar el dinero en efectivo recaudado hasta su entrega formal al tesorero. En la última reunión de la directiva dos de nuestros directores fueron asaltados cuando estaban de camino al lugar de la reunión, los asaltantes a punta de pistola exigieron la entrega de la bolsa de dinero que contenía un total de $32.700 dólares en efectivo. Los asaltantes, con sus rostros cubiertos, rompieron las ventanas del vehículo, golpearon a ambos directores y se dieron a la fuga. Ya realizamos la denuncia formal ante la policía pero necesitamos la ayuda de usted para esclarecer éste caso pues sospechamos de un ex miembro de la organización que fue expulsado por conductas desleales en el pasado”.
.
Mientras me continuaba contando los detalles del caso, yo estaba recordando una de esas películas del lejano oeste donde este tipo de “atracos” era cosa común, pero en pleno siglo 21, cuando se puede transferir dinero a través de los bancos, hacerlo en efectivo parece cosa de película. No obstante sigue siendo un delito posible, así que acepte tomar el caso clasificándolo originalmente como “asalto con robo”, pero ésta clasificación cambio pocos días después.
.
Comenzamos nuestra investigación y como cortesía notifique al detective de la policía sobre nuestra labor investigativa en éste caso. Nos tomamos el tiempo para entrevistar detalladamente a cada miembro de la organización, nadie se imagina cuánto saben las personas hasta que le haces las preguntas correctas. Investigamos al ex miembro que había sido expulsado por conductas desleales y aunque seguía siendo un sospechoso, no había suficiente evidencia de peso como para involucrarlo en el atraco. Interesantemente este individuo ya tenía antecedentes antes de ser miembro de la organización, lo cual mostraba que la organización fallaba al no chequear los antecedentes de sus integrantes. Entrevistamos a los dos directores asaltados, sus testimonios coincidían al pie de la letra, pero la actitud de uno de ellos no nos daba buena espina. Revisamos el vehículo y comprobamos que los daños solo ocurrieron en el cristal de la ventana del pasajero, cuando el atraco ocurrió por la ventanilla del conductor. Revisamos la escena del crimen, una calle poco transitada, allí todavía quedaban restos de los vidrios de la ventana, indagamos entre los vecinos y encontramos a un testigo ocular, una persona que escuchó el rompimiento del vidrio y se asomó a la ventana. Según el testigo, los asaltantes no tenían la cara cubierta y también le llamó la atención que tanto asaltantes como asaltados sonreían y se trataban como si se conocieran desde siempre. Este testimonio confirmaba, en cierto modo, con la hipótesis que nos habíamos formulado basada en testimonios anteriores y a las extrañas circunstancias del caso. Solicitamos la presencia de ambos miembros “víctimas del asalto” para una nueva entrevista más detallada, pero ésta vez también los sometimos a un examen del detector de mentiras. Ambos fallaron, uno terminó contando la verdad. El asalto fue un montaje, un fraude premeditado para justificarse de no entregar el dinero a la organización, dinero que habían gastado en asuntos personales y que ya no tenían. Con la ayuda de dos amigos simularon el asalto en un área poco transitada para de esa forma poder hacer una denuncia policial y justificar la pérdida del dinero, quedando ellos como víctimas.
.
Los resultados fueron entregados a la organización que nos contrató y también a la policía quien procedió a elevar cargos contra ambos miembros por “falsa denuncia policial” y “perjurio grave”. El caso fue trasladado a los tribunales civiles por la demanda económica donde se detalló el fraude premeditado y a los tribunales penales consecuentemente. La orden de arresto y prisión sobrevino poco después.
.
Por su seguridad siempre chequee los antecedentes de sus empleados, miembros de su organización o club, de sus nuevos amigos, inquilinos o compañeros de cuarto. Ya lo dice el popular refrán “Caras vemos, corazones no sabemos”. Recuerde que la confianza es un arma de doble filo.

Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámeme al 866-224-1245.

EL FALSO INVERSIONISTA

Junio 20, 2016
Por el Detective Fernando Álvarez
DIARIO LAS AMERICAS

.

Realmente uno nunca sabe por qué puerta te va a entrar el fraude ni tampoco qué vas a perder después del estrago. No sé si los estafadores son delincuentes o artistas, o tal vez los dos, lo cierto es que desarrollan muy bien el poder de convencimiento para entrar en nuestras vidas, nuestros negocios y nuestros hogares.
.
Cierto día recibí la llamada de un cliente al que le habían robado en su negocio y quería ver de qué forma le podía ayudar. Me explicó lo siguiente: “Tengo un negocio establecido desde hace algunos años y además soy el propietario del edificio que ocupa mi negocio. Por necesidades estratégicas necesito mudar mi negocio para un área mas céntrica de la ciudad y le he comentado a algunos agentes inmobiliarios sobre mi intención de vender el edificio. Hace 5 días me llamó uno de esos agentes y me explicó que Gerardo (nombre cambiado), un potencial comprador, había recibido una herencia de 15 millones de dólares y era su intención invertirla en la codiciada industria de los bienes raíces. Ambos se presentaron en mi negocio y Gerardo quedó encantado con el edificio y aceptó comprarlo. Ésta sería la quinta propiedad en la que Gerardo firmaría un contrato de compra-venta. Dos días después Gerardo se presentó solo en mi negocio, casi ya a punto de cerrar, y le explicó a la recepcionista que necesitaba hacer algunas mediciones en el interior del edificio y que su agente inmobiliario no estaba disponible. Gerardo realizó sus mediciones y luego se marchó. Al día siguiente cuando yo entre a la oficina me doy cuenta que faltan algunas cosas pequeñas entre ellas un cuadro de la República que tiene mucho valor histórico. Al revisar las cámaras de seguridad observo que fue Gerardo quien se las llevó. No entiendo para qué un inversionista millonario necesita robar. Ahora ya no nos responde ni al agente inmobiliario ni a mí. ¿Qué se puede hacer?”.
.
“Primero que todo se debe reportar los hechos a la policía a fin de sentar un precedente y segundo necesitamos investigar un poco este asunto para poder entenderlo”, le respondí a mi cliente.
.
Como parte de la investigación revisamos las grabaciones de las cámaras de seguridad y efectivamente, Gerardo se había llevado el cuadro, su modo de actuar era típico de un delincuente con experiencia. El vehículo que usaba Gerardo tenía placas falsas. Pero aunque Gerardo fue muy astuto para engañar a las personas con su lenguaje educado y su buena presencia, no fue suficientemente inteligente como para cambiarse el nombre o usar documentos falsos al hacer sus fechorías. Basado en esos datos establecimos la verdadera identidad de Gerardo, un hombre con más de 20 años de carrera delictiva entre los que encontraban cargos por robos menores, robos de vehículos, falsificación de cheques, acceso ilegal a propiedades privadas, fraude de tarjetas de crédito, presentación engañosa, robo de identidad y violación de libertad condicional. Gerardo había pasado casi 8 años presos por este tipo de delitos, pero al parecer todo ese tiempo en cárcel no le sirvió para su rehabilitación. De millonario nada, este hombre no tenía ni dónde caerse muerto. Tal vez tendría mejor vida en la cárcel donde le daban comida y cama gratis.
.
En menos de 72 horas de haber iniciado la investigación encontré a tres nuevas víctimas. La primera era una familia que estaba vendiendo su casa y a la cual le presentaron a Gerardo, como un millonario inversionista, y durante el recorrido por la casa se desaparecieron misteriosamente varias joyas de oro de la familia. La segunda víctima era un agente inmobiliario que después de presentarle a Gerardo varias propiedades de su interés, todas muy caras por cierto, se dio cuenta que sus tarjetas de crédito habían desaparecido misteriosamente de su billetera ubicada sobre el escritorio. A la tercera víctima también se le desaparecieron joyas y relojes caros luego de la visita de Gerardo, el falso inversionista, en su casa.
.
El modus operandis de Gerardo era sencillo: se presentaba en oficinas de agentes de bienes raíces como el heredero de 15 millones de dólares deseoso de invertir en propiedades caras. Los agentes deslumbrados con este cliente comenzaban de inmediato a mostrarle propiedades en venta, eso sí, él solo quería ver propiedades que estuvieran habitadas y funcionando. Una vez que Gerardo entraba a dichas propiedades entonces ocurría la magia y comenzaban a desaparecer cosas de valor. El fallo aquí lo cometieron, lamentablemente, los agentes inmobiliarios quienes no verificaban los antecedentes ni pedían constancias de fondos bancarios del inversionista. Este error no solo causaba a daños a los propietarios de casa sino también a la imagen del agente inmobiliario. Una vez con todos estos reportes policiales e investigativos me comuniqué con la oficina de violación de libertad condicional para que pudieran proceder al arresto de Gerardo. Aun lo andan buscando.
.
Por su seguridad tómese el tiempo de verificar los antecedentes y la solvencia económica de aquellas personas, sean estas millonarias o no, antes de darle acceso a lugares donde puedan robar o encontrar victimas para sus fraudes. No se deje engañar ni crea en palabrerías.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámeme al 866-224-1245.

EL FALSO AGENTE DE REMATE INMOBILIARIO

Junio 7, 2016
Por el Detective Fernando Álvarez
DIARIO LAS AMERICAS
.
Aunque ya he investigado y aportado pruebas en un sinnúmero de casos de estafas y he logrado prevenir muchos fraudes, aun me sigue impresionando el nivel de astucia e irrespeto de muchos estafadores. No les importa nada, ni siquiera parecen tener temor a la cárcel. Algunos realizan sus fraudes a plena luz del día y dejan sus datos personales en cada paso.
.
Por referencia de un viejo cliente me llegó un matrimonio de otro estado con el siguiente caso: “Desde hace algunos años hemos querido vender las propiedades que tenemos en otra ciudad, cuyo valor actual es elevado y comprar varias propiedades inmobiliarias, comerciales y residenciales en esta ciudad para poder alquilarlas y dedicarnos a tiempo completo al negocio inmobiliario. Hace 4 meses visitamos una propiedad en venta a muy buen precio, aunque finalmente no nos interesó comprarla, los dueños nos pusieron en contacto con un empleado de la corte, agente de remate inmobiliario, que procesaba la venta de propiedades reposeídas por la corte con muy buenos precios. De inmediato nos pusimos en contacto con el agente y acordamos una cita ese mismo día en una de las propiedades. Benjamín (nombre cambiado) se presentó vestido de uniforme, chapa judicial en su cinturón e identificación del sistema judicial. Ese día visitamos 3 propiedades, dos apartamentos y una casa. El proceso, según nos explicó, era sencillo, la propiedad fue reposeída y su título pasó a nombre de un abogado autorizado por la corte, nosotros debíamos hacer un pago de $20.000 por cada propiedad y continuar los pagos de la hipoteca. Para cerrar el trato Benjamín y el abogado nos presentaron los documentos de propiedad que confirmaban que dichas propiedades se encontraban bajo el nombre del abogado. Debido a que las propiedades fueron reposeídas por falta de pagos, la corte solo permitía el pago en efectivo o por transferencia bancaria. Firmamos el contrato requerido en la oficina del abogado y a la semana siguiente procedimos con la transferencia de $60.000 a la cuenta del agente Benjamín. Llevamos mes y medio esperando que nos entreguen el documento de transferencia para poder tomar posesión de las propiedades y comenzar con las remodelaciones necesarias, pero Benjamín nos sigue posponiendo. Si bien al principio todo nos pareció muy correcto, ahora hemos comenzado a sospechar que las cosas no son como creímos. Necesitamos que nos ayude a aclarar esta situación”.
.
En principio hacer un trato firmado con un abogado y un agente judicial, ambos autorizados por la corte, no suena a fraude, pero no me parece correcto el que hayan tenido que realizar una transferencia a la cuenta personal del agente judicial. Hay que investigar esto, le respondí a mis clientes desesperados.
.
Si bien pensé que en solo unos días aclararíamos la situación y les daría buenas noticias a mis clientes para que dejaran de preocuparse, lo único que logré fue destapar una caja de pandora. El tal Benjamín no era ni fue agente judicial de la corte, sino un delincuente convicto y con tiempo de prisión por varios delitos de fraude entre los cuales incluían cargos por “organización criminal para cometer fraude”, “falsificación de firmas de documentos legales”, “falsa presentación como agente judicial” y varias demandas civiles por deudas. El supuesto abogado no era más que otro defraudador que llevaba ya algunos años cometiendo delitos menores, algunos de ellos en compañía de Benjamín. Aparte de Benjamín y del falso abogado, identificamos a otros tres individuos que formaban parte de esta otra nueva “organización criminal para cometer fraude” dirigida por Benjamín. El proceso del fraude era sencillo, Benjamín y compañía inicialmente identificaban propiedades cuyos dueños no las ocupaban y/o estaban fallando en sus pagos de hipoteca, acto seguido comenzaban un proceso denominado “Quitclaim Deed”, en español “Escritura de Renuncia”, en el cual falsificaban las firmas de los legítimos dueños para generar una transferencia a nombre del supuesto abogado. En muchos de estos fraudes los dueños reales nunca se enteraban de este trámite engañoso hasta muy tarde. Una vez con la nueva propiedad en sus manos, lograban acceso a la propiedad y buscaban compradores de gangas, casi siempre “inversionistas principiantes” a los cuales les pedían una cifra atractiva y procedían en ocasiones a realizar otra “Escritura de Renuncia” en favor de los nuevos compradores. Cuando los dueños reales se ponían al corriente, iniciaban una denuncia contra Benjamín y su falso abogado y los nuevos compradores se quedaban sin propiedad y sin su dinero. Para ese entonces ya Benjamín y compañía habían retirado el dinero y se habían esfumado. Este tipo de fraude afectaba a dos víctimas, a los dueños reales y a los compradores de gangas. La desfachatez de estos delincuentes era tan grande que no les importaba que los identificaran, aun sabiendo que estos delitos se pagan con la cárcel.
.
Por su seguridad verifique siempre las licencias de los supuestos profesionales. Desconfié de todos hasta que se demuestre lo contrario. Si usted va a hacer un trato con una empresa o con los tribunales, asegúrese de pagarle a dicha entidad y no a la cuenta personal de un empleado. No crea que usted es inmune al fraude, pues los estafadores saben muy bien como venderle gato por liebre.
.
Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, llámenos al 866-224-1245 o visitanos en https://www.drakonxacademy.com//
.
Drakonx Investigations es una Agencia de Investigadores y Detectives Privados en Los Angeles, Santa Monica, San Fernando, Santa Ana, Long Beach, Van Nuys, Torrance, Pomona, San Gabriel, Whittier, Orange, Costa Mesa, Huntington Park, Huntington Beach, Culver City, North Hollywood, Burbank, Thousand Oaks, Tustin, El Monte, West Covina, San Dimas, Riverside, San Bernardino, Rancho Cucamonga, Corona, Fullerton, Miami, Hialeah, Miami Lakes, Aventura, Miami Beach, Homestead, Kendall, Coral Gables, Doral, Miami Springs, Miami Gardens, North Miami, Fort Lauderdale, Boca Raton, Hollywood, Miramar, Cutler Bay, Hialeah Gardens, The Hammocks, Sunny Isle, Bal Harbour, Cuba, La Habana, Matanzas, Varadero, Camaguey, Santa Clara, Santiago de Cuba, Holguin, Pinar del Rio, Sancti Spiritus, Trinidad, Cienfuegos, Ciego de Avila, Isla de la Juventud, Guantanamo, Bayamo, Granma.

NEGOCIO EN QUIEBRA A LA VENTA

May 2, 2016
By Private Detective Fernando Álvarez
DIARIO LAS AMERICAS
“Negocio en quiebra a la venta. Cuidese del Fraude”
.
Muchas familias inmigrantes se mudan cada año a los Estados Unidos buscando entre otras razones la estabilidad política, económica y la seguridad que ofrece éste gran país. Lo que no se imaginan muchas de éstas personas as que la estafa no tiene bandera ni vergüenza y que pueden ser sus propios paisanos los que los estén esperando para darle una “puñalada económica” por la espalda. Así me escribía una de miss clientes:
.
“Mi esposo, mis hijos y yo nos mudamos a los Estados Unidos hace apenas dos meses debido a la difícil situación económica de nuestro país. Como siempre hemos tenido negocio propio, decidimos comprar acá un negocio ya establecido para tener una fuente de trabajo e ingreso mientras revalidábamos nuestros títulos profesionales. A través de amistades y conocidos nos llegaron ofertas de algunos negocios en venta, entre ellos la venta de un restaurante de comida típica de nuestro país. Nos interesamos por éste ultimo y llamamos al dueño, Joaquín (nombre cambiado), quién nos citó para que fuésemos a almorzar al día siguiente, que conociéramos el restaurante y así hablar del negocio. Le pedimos que si podía nos viéramos ese mismo día pero nos dijo que solo podría al día siguiente. Asistimos mi esposo y yo al almuerzo y Joaquín se comportó may amable con nosotros, nos mostró el establecimiento, la cocina y a los empleados, quienes no tuvieron problemas en continuar trabajando bajo nuestra administración. Quedamos fascinados, todo lucía muy bien, muy limpio y había muchos clientes, sobre todo, personas jóvenes. El precio también era muy atractivo $150.000. Le pedimos ver copia de los registros fiscales del último año pero en ese momento no los tenía consigo. Nos dijo que igualmente los números eran muy bajos, pues ellos no reportaban todo lo que ingresaban para evitar pagar más impuestos. Le dijimos que lo pensaríamos, aunque ya estábamos decididos a comprarlo, y que nos reuniríamos al día siguiente para firmar el contrato de compra-venta y proceder al pago mediante transferencia bancaria. Salimos del restaurante y cuando caminábamos hacia nuestro vehículo, un joven pasó por mi lado y me dijo “no lo compren, es un fraude” y se fue rápido, casi corriendo. Se lo dije a mi esposo y ahora estamos en duda. Tal vez ese joven mintió pero si dijo la verdad queremos saberlo. Le pedimos a Joaquín que nos diera unos días más para tomar la decisión, de hecho cambiamos la cita para firmar el contrato de compra-venta para la siguiente semana, sin embargo él nos llamaba a cada rato para presionarnos con que había otras personas interesadas en comprarlo. Esto nos tiene estresados, pues por un lado queremos comprarlo y por el otro no queremos meternos en un problema. ¿Cómo podría usted ayudarnos?”.
.
“Investigando, señora, investigando, encontrando la verdad, eso es lo que podemos hacer por usted, pues es eso lo que sabemos hacer”. Así de sencilla fue mi respuesta. Ella aceptó y de inmediato comenzamos la investigación.
.
La estrategia de investigación consistiría en chequear los antecedentes del negocio y sus dueños, así como algunas operaciones encubiertas desarrolladas en el propio establecimiento para obtener más información. La verdad pronto salió a la luz. Para comenzar Joaquín no era el verdadero dueño, sino su padre, sin embargo era Joaquín quien lo administraba. Interesantemente el restaurante no tenía empleados registrados, pues todos los empleados que nuestro cliente había conocido el día de su visita eran familiares de Joaquín y se irían tan pronto se efectuara la venta y el traspaso. Joaquín y su padre compraron el restaurante en $200.000 y ahora lo estaban vendiendo en $150.000. Nadie vende un buen negocio a un menor precio del que pagó por el mismo originalmente. Si bien el establecimiento en sí mismo no tenía deudas, Joaquín y su padre habían adquirido varias deudas a nivel personal desde que compraron dicho restaurante. Las averiguaciones encubiertas confirmaron que el negocio no dejaba ganancias desde el principio y que cambiaba de dueño casi todos los años. A causa del mal negocio, Joaquín y su padre no se llevaban bien. Joaquín estaba forzado a vender el restaurante con urgencia y tratar de recuperar la mayor cantidad de dinero posible. Su estrategia de venta era fácil, cuando alguna persona se interesaba por comprar el establecimiento, Joaquín lo citaba a almorzar un día en específico y a continuación llamaba a varios amigos y compañeros de escuela de su hermana para que “actuaran” como clientes, a fin de vender la imagen de un negocio próspero, pero tan pronto los potenciales compradores se marchaban, todo volvía a la cruda realidad de un negocio fracasado. El restaurante no podría valer más de $70,000, según pudimos estimar, pero eso era muy poco para Joaquín, quién paso de preparar comidas a preparar un fraude, “vender gato por liebre”.
.
Mis clientes quedaron satisfechos, sobre todo porque no perdieron sus $150.000. Seguidamente les pregunté: ¿Qué hubiese sucedido si ese joven no les hubiera advertido aquel día en el estacionamiento y nosotros no hubiésemos realizado la investigación? Su respuesta fue clara y concisa: “Hoy seríamos los dueños de un negocio en quiebra”.
.
Cuando se trata de invertir, recuerde la regla de oro que dice: Desconfíe siempre. Es aquí precisamente cuando se recomienda el due diligence, la investigación debida.
.
¡Cuídese del fraude, pero si necesita ayuda, búsqueme! Puede llamarme al 1-866-224-1245.

Open chat